Toño de Valdés | De otro nivel

Revisando en la historia reciente no encontramos a un pitcher tan dominante como lo ha sido en este 2021 Jacob deGrom.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Revisando en la historia reciente del beisbol no encontramos a un pitcher tan dominante como lo ha sido en este 2021 Jacob deGrom, el estelar de los Mets de Nueva York.

El derecho de 32 años hasta antes de su apertura de este miércoles ha participado en diez juegos con números extraordinarios : récord de (6-2) con 64 entradas trabajadas, cuatro carreras limpias para un increíble 0.56 de efectividad, 103 ponches y ocho bases por bola.

Tiene una racha de 22 ceros consecutivos y aunque todavía es temprano en la campaña es el gran candidato para ganar por tercera ocasión consecutiva el trofeo Cy Young en la Liga Nacional.

Tenemos que ir muy atrás en la historia, allá por 1968 para encontrar un pitcher tan dominante como deGrom y fue aquella campaña espectacular de Bob Gibson con los Cardenales de San Luis con 22 triunfos, 28 juegos completos, trece blanqueadas, 268 ponches y 62 bases.

Grandes pitchers han pasado por los 30 clubes del mejor beisbol del mundo, pero nos tenemos que ir hasta 1880 con Tim Keefe de un equipo llamado Troy Trojans para encontrar a un lanzador que terminó el año con una efectividad abajo de uno.

En esa temporada Keefe en doce juegos tuvo 0.86 en carreras limpias y de manera increíble terminó con marca de (6-6) en ganados y perdidos.

De las cosas que más llaman la atención de la fenomenal exhibición de deGrom en el 2021 está la carrera que sostiene el estrella de los Metropolitanos entre las carreras que ha producido frente a las que ha aceptado.

En su última aparición produjo dos carreras, así que ahora tiene cinco remolcadas a cambio de cuatro aceptadas, algo verdaderamente insólito pero que está ocurriendo con el estelar de NY. La gran aventura de deGrom tendrá todavía unas veinte salidas y el espectáculo en cada uno de esos juego está asegurado.