Toño de Valdés | A mitad de camino

Hace unos días llegamos a la mitad del calendario por lo que es un buen momento para analizar lo bueno y lo malo en Grandes Ligas.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Estamos en la pausa del Juego de Estrellas y hace unos días llegamos a la mitad del calendario por lo que es un buen momento para analizar lo bueno y lo malo en las Grandes Ligas.

La máxima sorpresa es tener a los Gigantes de San Francisco con el mejor récord del beisbol con 57 victorias y 32 derrotas y es que casi nadie tenia en el radar al conjunto californiano como candidato a la Serie Mundial.

Una de las claves de este sorprendente resultado es la actuación de los veteranos Kevin Gausman, que tiene la segunda mejor efectividad en las mayores con 1.73 y Brandon Crawford que está en camino a su mejor campaña ofensiva al llegar a la pausa con 18 cuadrangulares y 58 producidas.

En el Oeste de la Nacional todos pensaban en una carrera parejera entre los Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego, sin embargo los Gigantes son líderes con dos juegos de ventaja sobre LA y seis juegos sobre SD.

La decepción desde mi punto de vista es Yankees de Nueva York que está a ocho juegos del primer lugar Medias Rojas de Boston en el Este de la Americana y aunque la directiva ha dicho que el manager Aaron Boone está firme y que buscarán refuerzos para reaccionar, en realidad lo que los Bombarderos necesitan es que sus estrellas despierten. Prácticamente todos están por debajo del nivel que les conocemos. Podríamos rescatar a Gerritt Cole y a Aaron Judge y el bullpen se ha derrumbado de manera dramática en las últimas semanas.

De manera individual Jacob DeGrom va en camino a ganar su tercer Cy Young en la Liga Nacional. El estelar de los Mets de Nueva York tiene un microscópico 1.08 en carreras limpias, el mejor de las mayores y aunque ha batallado con las lesiones, está resultando clave para que su equipo sea líder en el Este del viejo circuito.

En la Americana por ahora es una carrera de dos entre Lance Lynn de Medias Blancas de Chicago y Gerritt Cole de los Yankees de Nueva York. Lynn es #1 en la liga en efectividad con 1.99 y Cole es el máximo ponchador de las Grandes Ligas con 147.

Para MVP en la Americana sin duda el favorito a la mitad del camino es el japonés Shohei Ohtani, líder en homeruns con 33 y tercero en impulsadas con 70, además de su aportación como pitcher abridor con los Angels. Sin ser los grandes números como lanzador, lleva marca de 4-1 en trece salidas con 3.49 de limpias y 87 ponches.

Vlad Guerrero Jr. de los Azulejos de Toronto y Rafael Devers de Medias Rojas de Boston podrían amenazar la nominación del japonés porque están teniendo temporadas fenomenales.

En la Nacional para el más valioso está totalmente abierta la carrera y habrá que seguir las actuaciones en la segunda mitad de Fernando Tatis de los Padres de San Diego, Nick Castellanos de los Rojos de Cincinnati y Ozzie Albies de los Bravos de Atlanta.

Ronald Acuña Jr. también de los Bravos hubiera sido un buen candidato, pero la lesión que sufrió en la rodilla provocará que no lo veamos hasta el 2022. El jueves reanuda la campaña con el duelo Boston-Yankees y el viernes ya todas las novenas regresan a la actividad.