McGwire y Sosa enloquecieron el mundo del beisbol en 1998

Mark McGwire y Sammy Sosa protagonizaron una batalla de jonrones que terminó por romper el récord de Roger Maris.

TUDN.MX
logo

Transcurría la campaña 1998 del beisbol de las Grandes Ligas cuando los peloteros Mark McGwire (St. Louis Cardinals) y Sammy Sosa (Chicago Cubs) se enfrascaron en un duelo de cuadrangulares, que se convirtió en una fiesta televisiva cada vez que llegaban a la caja de bateo.

El estadounidense Mark McGwire ganó la carrera de jonrones e impuso un nuevo récord en las Grandes Ligas con 70, mientras que el dominicano Sammy Sosa se quedó con 66 vuelacercas esa temporada.

Si bien las revelaciones sobre el uso de esteroides contaminaron sus hazañas, las dos estrellas de la MLB cautivaron a todo el mundo durante su búsqueda de la inmortalidad del beisbol.

McGwire admitió haber usado esteroides, mientras que Sosa negó haber actuado mal, ambos parecían leyendas vivas durante su tiempo en los diamantes. ‘Big Mac’ bateó .263 en su carrera, acumulando 583 jonrones y 1,414 carreras impulsadas; Sosa se retiró con un promedio de bateo de .273, 609 jonrones y 1,667 carreras producidas.

Durante décadas, los 61 jonrones en una temporada de Roger Maris se mantuvieron como un récord inquebrantable; varios jugadores como Willie Mays y Matt Williams se acercaron, pero nadie pudo hacer historia, hasta que en 1998 Mark McGwire y Sammy Sosa comenzaron a volarse la barda con gran facilidad.

Los dos peloteros superaron la marca de Maris en 1998. Sin embargo, tres años después surgió Barry Bonds con los San Francisco Giants y los eclipsó al imponer un nuevo récord con 73 palos de vuelta entera.

McGwire pasó 16 temporadas en las Grandes Ligas y, según Baseball-Reference, obtuvo poco menos de 75 millones de dólares hasta su retiro en el 2001. Pero Sosa sí le ganó esa partida al sumar ganancias por poco más de 124 millones durante 18 años de carrera en la ‘Gran Carpa’.

Cabe resaltar que Mark McGwire y Sammy Sosa son los protagonistas del documental llamado ‘Long Gone Summer’ , que relata los momentos destacados que vivieron estos dos peloteros durante la temporada de 1998.

5.jpeg

¡La MLB presume instalaciones!

MLB

1 / 9