Los 10 datos a considerar para la temporada 2020 de Grandes Ligas

Una campaña atípica, iniciando tarde y con una duración inédita, resulta un reto interesante.

ISRAEL GERMÁN
logo

Este jueves por fin se pondrá en marcha la temporada 2020 del beisbol de las Grandes Ligas luego de las afectaciones ocasionadas por la pandemia de coronavirus y también por la larga, tensa y poco productiva reyerta entre peloteros y dueños que derivó en celebrar una mini campaña de 60 juegos.

Es innegable, y varias encuestas respaldan la idea, de que el aficionado está ávido y pendiente de todo cuanto acontezca en la temporada 2020 de las Ligas Mayores, que tendrá muchos detalles dignos de ser observados y datos que deben considerarse en un primer plano para entender mejor lo que hay en juego y las repercusiones de lo que ocurra en cada jugada, en cada inning y en cada encuentro.

Estos son 10 datos a considerar para la temporada 2020 de MLB.

1) Esta será la temporada más corta en la historia moderna del beisbol y la más breve desde 1878. Cabe decir que en 1918, cuando el mundo sufría también a causa de la pandemia de la 'influenza española', se disputaron 123 juegos de temporada regular. Esta vez, el conflicto laboral y la magnitud de la crisis sanitaria mundial, jugaron un rol para tener una campaña ten breve como esta que se avecina.

2) Jugadores como Mike Leake (Arizona Diamondbacks), Félix Hernández y Nick Markakis (Atlanta Braves), Ian Desmond (Colorado Rockies), David Price (Los Angeles Dodgers), Joe Ross, Ryan Zimmerman y Welington Castillo (Washington Nationals), Buster Posey (San Francisco Giants) y Michael Kopech (Chicago White Sox), expresaron todos ellos preocupaciones de salud por el coronavirus y que preferían enfocarse en disputar la temporada de 2021, saltándose la de 2020.

3) Recuerden bien esta cifra fraccionada: 2.7. Pero, ¿qué significa? El impacto de cada juego en esta recortada temporada, es decir, una racha de 10 ganandos o de 10 derrotas, significará 27 de una temporada regular, debido a que no tendremos la tradicional campaña de 162 encuentros de serie regular sino una recortada de solo 60. Es por ello que cada derrota, cada victoria, cada serie ganada o perdida, repercute con más dureza en las aspiraciones de cada organización.

4) El experimento del bateador designado universal. El 6 de abril de 1973 cuando se paró en la caja de bateo Ron Blomberg por los New York Yankees el bateador designado llegó al beisbol de las Grandes Ligas, en especial a la Liga Americana. Por primera vez en la historia, también tendremos designado en la Liga Nacional, pues todas las partes acordaron que en 2020 el Viejo Circuito se apegaría a la regla, así que será interesante ver a los managers de la Nacional jugar con la estrategia 'cambiada'.

Pelotas de las Grandes Ligas.
AP

5) Se utilizarán pelotas de beisbol en 'cantidades industriales'. Este año en particular las medidas sanitarias jugarán un rol preponderante en la interacción entre peloteros, coaches, managers y umpires en el terreno de juego, y esto implica poner especial atención en lo que a un instrumento de trabajo esencial se refiere: la pelota.

Por día, por partido, el equipo de casa espera tener listas hasta 1,080 esféricas, porque las bolas que se usen en las prácticas de bateo y entrenamiento previo a los partidos, así como las que sean tocadas por varios miembros del infield tras una jugada, deben ser aisladas y desinfectadas para volverse a usar cinco días después, si es que no están dañadas. Esto es para evitar el contagio de COVID-19 con la bola.

Sin embargo, eso no implica un gasto mayor para los clubes, quienes un año antes pagan por las pelotas de la campaña que viene y tomando en cuenta que nadie esperaba el brote de una pandemia, y que pudiera afectar el desarrollo de la temporada 2020, los equipos no tendrán que gastar más y están preparados de sobra para soportar el uso de esféricas que sean necesarias, pues los clubes se preparan para una campaña de 81 juegos como locales, y ahora serán muchos menos partidos.

6) Extra innings especiales en 2020. Aunque primero muchos puristas pusieron el grito en el cielo, en una temporada como esta, la medida es necesaria y encaja bien. ¿De qué se trata? En caso de que un partido se vaya a extrainnings, los equipos empezarán la 10ma entrada con un corredor en segunda base sin outs. Es la regla que utiliza la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol (WBSC) para dirimir sus partidos en torneos oficiales. Será toda una proeza ver partidos que se extiendan más allá de 12-13 entradas.

IMAGEN RELACIONADA: Wei-Yin poncha a Milwaukee
Wei-Yin Chen.

7) El jugador mejor pagado en 2020 ni jugará. No, no se trata de Mike Trout, Gerrit Cole o Justin Verlander, ni siquiera Mookie Betts tras su oneroso pacto. Se trata del lanzador taiwanés Wei-Yin Chen quien previo a la campaña de 2016, cuando eligió un buen momento para ser agente libre, firmó con los Miami Marlins por 80 millones durante cinco años, el mayor contrato para cualquier lanzador en la historia del club. Pero las cosas no salieron bien, el lanzador tuvo un desempeño terrible con el equipo y fue dejado en libertad, lo tomaron los Seattle Mariners en el invierno a un contrato de ligas menores, pero lo dejaron en libertad y de todos modos los Marlins le pagarán este año 20 millones, sin jugar.

8) Una industria de 10 mil millones, golpeada. Así es, 10 mil millones de dólares es el dinero que mueve Major League Baseball en un año beisbolero, sumando derechos de tv, venta de entradas, patrocinios, y otros ingresos, de acuerdo a un documento que emitió MLB en mayo de este año en virtud de la postergación del inicio de la temporada 2020 de las Mayores. De acuerdo a ese estimado, las Grandes Ligas pierden 640 mil dólares por cada partido que se efectúe en estadios vacíos.

El Rogers Centre alberga los juegos de Toronto Blue Jays en la MLB.
Blue Jays

9) Los Blue Jays errantes. El deporte nacional en Canadá, el gran país de la hoja de maple es el hockey sobre hielo. Y si quedaba alguna duda de eso, la National Hockey League (NHL) designó a las ciudades de Edmonton (Conferencia Oeste) y Toronto (Conferencia Este) para reanudar su temporada, que también se vio afectada por la pandemia de coronavirus. Un total de 24 equipos, seis de ellos canadienses, reanudarán la campaña el 1 de agosto.

Y ¿todo ese contexto para qué? Para explicar que el gobierno canadiense le dio la espalda a los Toronto Blue Jays, al impedirles jugar en territorio canadiense sus partidos de la temporada 2020 de las Grandes Ligas. Pero no es solo la prioridad al hockey, sino que los expertos critican que MLB, dada la tensa y larga disputa entre dueños y peloteros, impidió que se le solicitara permiso al gobierno de Canadá y entregar un plan protocolario para que los clubes que visitaran a los Azulejos pudieran cumplir con las normas sanitarias. Siguen buscando dónde jugar como locales.

10) Acabar antes de la segunda oleada de covid-19. De acuerdo con las estimaciones de los expertos, una segunda oleada del coronavirus se espera para el otoño del hemisferio norte, es decir octubre-noviembre, de manera que la propuesta de los peloteros de jugar 100 partidos, en medio de la disputa con los dueños, era inviable, porque la campaña se extendería a tal grado que corriera el riesgo de no culminarse, siendo contraproducente para MLB.

De modo que no quedó más remedio que jugar al filo de la navaja con los tiempos y acomodarse a una inusual, extraordinaria y recortada temporada de 60 juegos de campaña regular que nos dejará sin duda muchos recuerdos y momentos que habrán de comentarse en el futuro.

New York Yankees v San Francisco Giants

Las mascotas más carismáticas de la MLB | 'Lou Seal'

Daniel Shirey/Getty Images

1 / 10