Leyendas vs. Presente: Babe Ruth y Mike Trout

El Bambino es para muchos el mejor de la historia; el oufielder de los Angels es símbolo actual.

logo

A pesar de lo complejo que resulta, y para muchos inviable o incompatible, Babe Ruth y Mike Trout representan lo mejor de sus respectivas épocas en el beisbol de las Grandes Ligas y aunque las comparaciones en el deporte no solo resultan odiosas sino repletas de complejidad, trataremos de hacer un 'face to face' con ambos toleteros.

Una de las complicaciones de comparar radica en que las épocas son distintas, las reglas bajo las que se jugaba en una era no son las mismas de la actualidad y porque siempre sobran argumentos para cargarse de uno u otro lado.

En la era de Ruth, pensar en que existieran estadísticas que calcularan la distancia exacta, el ángulo y la potencia con la que un cuadrangular es conectado, habría sido propio solo de una mente como la de un Stephen King de aquellos años, capaz de pensar a manera de ciencia ficción las maneras en las que la tecnología y la ciencia se pudieran aplicar al beisbol.

Siempre que sale a la venta un artículo relacionado con Babe Ruth, los coleccionistas y las casas subastadoras se frotan las manos.
AP

¿Quién fue George Herman 'Babe' Ruth?

Publicidad

Nacido en una familia pobre de Baltimore, de descendientes alemanes. Se inclinó por el beisbol como su deporte predilecto y en 1914 firmó un pacto de ligas menores con los Baltimore Orioles. Pero su estadía ahí sería breve, pues ese mismo año se enroló con los Boston Red Sox, equipo en el que (en una historia que ya todos conocemos) permaneció hasta 2019 cuando fue vendido a los New York Yankees.

Hasta su último año con los Bombarderos de Bronx, en 1934 (jugaría un año más y se retiraría en los Boston Braves) se erigió como el gran referente de un deporte que solo podía ser contado por los ojos de quienes lo veían en vivo, a través de una crónica en los diarios estadounidenses de la época o por medio del relato radiofónico.

Si bien, las cualidades y fortalezas de Ruth pudieron haberse ensalzado con la firme intención de fortalecer a esa figura mítica del beisbol y potenciarlo, las estadísticas fueron implacables para desechar cualquier sospecha de que se exageraba con su talento. Se desempeñó como lanzador y como outfielder, aunque de lo que más se ha hablado sobre el Bambino es de su devastadora capacidad bateadora.

En su carrera pegó 714 jonrones, una cifra que fue la marca de todos tiempos hasta que en 1973 Hank Aaron la erradicó, pero sus 2,873 imparables, 2,213 carreras impulsadas y un gruespo .324 de promedio de bateo de por vida, lo hacen para muchos el mejor pelotero que jamas haya existido. Fue siete veces campeón de la Serie Mundial y 12 veces campeón de jonrones.

Publicidad

¿Mike Trout, el símbolo de la era moderna en el beisbol?

Muchos podrán referirse a que Mike Trout no ha ganado una sola Serie Mundial, y a que incluso solo ha disputado en su carrera de nueve temporadas en Las Mayores tres partidos de Postemporada. Desde su debut en la Gran Carpa, en 2011 cuando tenía 19 años, a la fecha, el estelar outfielder de los LA Angels puede producir señales mezcladas sobre su trayectoria pero una cosa está clara: es uno de los más dignos representantes de la era actual del beisbol.

En una época en la que para nadie es secreto que el cambio de velocidad y el slider son la kryptonita de Trout en la caja de bateo, información más que valiosa para el lanzador en turno si pretende limitar su capacidad con el madero, saber qué lanzamientos lastiman a un poderoso oponente en el plato es información que en la era de Ruth existía de una manera muy arcaica, empírica.

Para los pitchers que se enfrentan a Trout saben que es un garrafal error tener entre su mezcla de lanzamientos la curva, uno de los pitcheos que mejor batea el estelar pelotero de los Angels. Saber sus tendencias, fortalezas y debilidades no solo es obligado, es cuestión de supervivencia en el actual panorama de las Grandes Ligas. Eso no quiere decir que Trout no sepa 'de qué pie cojea' su rival en el montículo antes de recibir sus envíos.

En este marco de un beisbol en el que no solo todos se conocen bien entre sí, sino que saben cuáles lanzamientos eres menos proclive a conectar que otros, o si tiendes a elevar más que a producir rodados, o si bateas atrasado o jalas la esférica, ganar tres designaciones de Jugador Más Valioso de la Liga Americana no es poca cosa, y Trout es uno de solamente 10 peloteros en la historia con tal cantidad de premios.

Veredicto

Quiero comenzar usando una 'medida' que sería justa para sopesar la carrera de dos estrellas en época diferentes, y es el WAR, una estadística que intenta medir la contribución total de un jugador, incluyendo bateo, fildeo, corrido de bases, pitcheo, para su equipo. Se expresa en términos de victorias por encima del valor percibido de un jugador en cada posición.

Considerando que Trout tiene 28 años y que todavía tiene una laga carrera por delante, su WAR es de 72.8 que entre los jugadores en activo de menos de 30 años es de los más altos. Ruth acabó su trayectoria con un WAR de 182.5, más del doble pero considerando que le queda bastante por delante al outfielder de lo Angels, esa cifra subirá.

Publicidad

Ruth fue dominante en una era en la que supo sacar provecho de sus cualidades incluso si no gozaba del mejor físico para un deportista, y sigue siendo una leyenda a pesar del tiempo que ha pasado desde su última hazaña en un diamante. Trout sigue teniendo pendientes en cuanto a consecución de objetivos, pero destacarse en una era de un beisbol que repara tanto en la analítica, los detalles y la estadística avanzada, es también toda una proeza.

Opening day MLB.jpg

Los estadios durante el Día de Apertura de la MLB pospuesto por coronavirus

MLB

1 / 17