Cenicientas del deporte: Jackie Robinson y su sueño en la MLB

Robinson se convirtió en el primer hombre negro en jugar para las Mayores en abril de 1947.

TUDN.MX
logo

Jack Roosevelt Robinson, mejor conocido como Jackie Robinson, es el beisbolista afroestadounidense más importante de la historia por una razón: rompió la barrera racial de los Estados Unidos con un bate en sus manos.

Sí, Robinson fue el primer negro estadounidense en jugar para las Mayores desde 1889, cuando la liga quedó dividida entre blancos y todo aquel que no se parecía a ellos.

Pero es más allá del diamante que Robinson adquiere su trascendencia verdadera. El llamado 'Drak Destroyer' se convirtió en un símbolo de esperanza para las minorías en los Estados Unidos --específicamente para la comunidad afroestadounidense-- durante el obscura etapa de la segregación racial.

Luego de jugar una temporada con los Kansas City Monarchs en la Negro Baseball League en 1945, Robinson llamó la atención de Branch Rickey, el entonces presidente de los Brooklyn Dodgers. La intención era clara: Rickey quería ganar un título a toda costa, incluso si ello implicaba contratar a un pelotero negro seis días antes del arranque de la temporada.

Pero el mayor de los problemas para Robinson no fue poner su firma en un contrato de Grandes Ligas. Su verdadera pesadilla la vivió en los vestidores con sus propios compañeros de equipo, quienes lo señalaban y humillaban todo el tiempo; algunos amenazaron con no jugar al lado de un negro.

Cuando los demás equipos se enteraron de la llegada de un afroestadounidense a la MLB, equipos enteros se organizaron para iniciar una huelga que, por fortuna, fue infructífera gracias a que el entonces presidente de la Liga Americana, Ford Frick, y el entonces comisionado, Happy Chandler, amenazaron con suspender a todo jugador que decidiera participar en el paro.

"Se darán cuenta que los amigos que creen tener en las cabinas de prensa no los apoyarán, serán rechazados. No me importa si hay una huelga en la liga. Aquellos que participen serán suspendidos y no me importa su la National League sufre durante cinco años. Estamos en los Estados Unidos de América y todo ciudadano tiene el mismo derecho de jugar que los demás", advirtió Frick.

En su primera campaña como novato, Robinson ganó el premio al Novato del Año de la Liga Americana gracias a sus 12 cuadrangulares, 29 robos de base y un promedio de bateo de .297.

A este primer reconocimiento le siguieron cientos más y un legado que inspiró documentales y cintas por igual. Para 1962, Jackie Robinson ingresó al Salón de la Fama del béisbol, dando lugar a un legado incomparable en el llamado 'Rey de los deportes'.