Jesús 'Tecatito' Corona y Porto consiguen Copa de Portugal ante Benfica

El mexicano cerró con broche de oro la temporada tras sumar la Taça 17 para los Dragones.

TUDN.MX
logo

Porto y Jesús ‘Tecatito’ Corona obtuvieron un premio más en la temporada, después de ganar la Final de la Copa de Portugal ante Benfica 1-2, con 10 jugadores durante todo el segundo tiempo y sin entrenador tras la expulsión de Sérgio Conceição.

El mexicano entró de titular y salió de cambio al minuto 80; los goles de los dragones que consiguieron su decimoséptima Taça de Portugal fueron obra de Chancel Mbemba en el complemento y por las Águilas descontó Carlos Vinícius por la vía penal.

La primera mitad terminó totalmente diferente a como arrancó. En los primeros minutos el Porto fue el mejor equipo de la cancha con dominio de balón, llegadas por las bandas y oportunidades frente al portero contrario.

El Benfica logró superar la fase del juego para consolidarse en el centro del campo y alejar al rival, aunque usó las faltas para cortar el avance.

El panorama alejó a ambos de las oportunidades de gol y los Dragones fueron cambiando su estilo, al punto de caer en las infracciones, tanto Luis Díaz se fue expulsado y luego de los constantes reclamos, el técnico Sérgio Conceição también tuvo que abandonar el partido.

Al minuto 38, Luis Fernando Díaz fue expulsado por cometer una fuerte falta sobre André Almeida en el centro del campo y tuvo que abandonar el terreno de juego y dejar en desventaja a los Dragones.

La expulsión de Díaz fue dura, pero Conceição no paró de protestar y el árbitro le mostró la tarjeta roja al colombiano que dejó a su equipo con 10 y sin entrenador al minuto 42.

Chancel Mbemba tomó el rebote y de cabeza marcó el primero para el Porto cuando apenas arrancaba el complemento al 47’ y 11 minutos después, al 58’, el defensa congoleño aprovechó a balón parado y volvió a marcar de forma igual ahora su doblete.

El juez marcó una mano de Leite en el área y fue Vinicius quien cobró bien el penal con un lanzamiento al palo derecho y Costa voló al otro palo en la recta final del partido, pero solo quedó como un susto.