Pilotos demoledores en más de una categoría del deporte motor

Las carreras motorizadas tienen muchas divisiones y pocos son estrellas en más de una.

logo

En cualquier deporte existen especialistas, pero en el deporte motor, pocos son los pilotos capaces de brillar en más de una categoría, aunque muchos se dicen especialistas, también hay quienes no quieren competir en otras series por temor a fallar.

En la defensa de nuestra época, las tecnologías utilizadas entre cada categoría es totalmente diferente a otra, por ello, es necesaria una especialización detallada para poder destacar con las habilidades únicas de cada competidor.

Antaño, el automovilismo estaba más pegado al valor, al gusto por la velocidad y la mecánica y participación era más sencilla, donde valía mucho la habilidad del participante, incluso más que el vehículo.

Así recordamos a John Surtees, quien logró conseguir una pole position con cinco equipos diferentes de la Fórmula Uno, además en sus 12 temporadas en la Fórmula Uno logró coronarse campeón, lo inusual es que venía de ser un gran campeón de motos, de las más peligrosas y famosas ganando cuatro campeonatos mundiales en diferentes cilindradas, de motores medianos y grandes.

Publicidad

Luego tenemos a ciertas joyas, que lograron meterse a la historia por las categorías superiores en las que se convirtieron en campeones.

Pasaron muchos años antes de que hubiera quien pudiera coronarse en las categorías mayores, de Europa y América, y ese fue el brasileño Emerson Fittipaldi, quien se hizo de dos campeonatos mundiales de la Fórmula Uno en 1972 y 1974 y en 1989 corriendo en Estados Unidos en la Serie CART / Indy car World Series.

Le siguió otra leyenda del automovilismo, el estadounidense Mario Andretti, quien en 1978 logró ser monarca de la F1 y para 1984 también sumó a su palmarés el título de la Serie CART /Indy Car World Series.

Pero hubo también un afortunado piloto inglés que se metió en los libros de la historia del automovilismo con su campeonato en la Fórmula Uno en 1992 y es el único en en conseguir el campeonato de la Serie CART / Indy Car World Series al año siguiente, en 1993.

Publicidad

Por cierto, tuvo una competencia con muchas grandes estrellas en su época, como Ayrton Senna, Alain Prost, Nelson Piquet entre otros.

Estos tres pilotos primero se hicieron monarcas en el automovilismo europeo de la Fórmula Uno y después en América, pero hubo uno que lo hizo al revés, ese fue el canadiense Jacques Villeneuve, hijo del finado Gilles Villeneuve, por quien nombraron el circuito de Canadá. Jacques se tituló en 1995 en la Serie Cart y dos años después se llevó el campeonato en la Fórmula Uno.

Pilotos de otra pasta, que no temían subir a otros vehículos, y que a pesar de las diferencias, enfrentaban con habilidad los retos para poder ganar.

Más recientemente, nos encontramos con un piloto que busca el máximo galardón, la triple corona y en el proceso, también logró dos títulos en categorías diferentes, pero aún está vigente y podría crecer su palmarés.

Ese es Fernando Alonso, español que en 2005 y 2006 consiguió ser el mejor en la Fórmula Uno y en el proceso ganó el Gran Premio de Mónaco en 2006 y 2007.

En 2019 consiguió ganar el campeonato en el Campeonato Mundial de Resistencia, donde por cierto se adjudicó dos veces las 24 Horas de Le Mans en 2018 y 2019 y en Estados Unidos las 24 Horas de Daytona en 2019 dentro del Weather Tech Sports Car Championship.

Con las victorias en Le Mans y Mónaco, tiene dos de las grandes carreras más famosas del mundo, pero le falta una para igualar a Graham Hill, quien además de esas carreras, se adjudicó las 500 millas de Indianápolis para un hito que es conocido como la triple corona.

Alonso está listo para intentar por tercera vez poder ganar en Indianápolis, y se nota que busca engrosar ese palmarés, pero además, este 2020 se estrenó en el Rally Dakar, no lo ganó, pero podría convertirse en quien consiga tres campeonatos en tres categorías de máxima importancia a nivel mundial.

Publicidad

Hoy hay pocos que se atreven, y los que lo hacen, deben estar bien conectados y con gran manejo de las relaciones públicas para poder conseguir los apoyos de poder saltar de categoría en categoría por los costos que ello representa.

Éstos ejemplos nos permiten dimensionar lo complicado que puede ser ser ganadores, ya no decir demoledores en más de una categoría del deporte motor. ¿Cuál es su favorito?