María Espinoza, máxima ganadora olímpica en activo

Al momento parecen pocos los candidatos para alcanzar su marca, pero los hay.

TUDN.MX
logo

Los atletas dedican su vida para alcanzar la gloria deportiva y algunos logran en su palmarés hacer historia en los Juegos Olímpicos por sus éxitos, es el caso de María del Rosario Espinoza, una Taekwondoín que no sabía que sería una atleta de alto rendimiento, tanto, que es la segunda más ganadora de medallas olímpicas y la única en activo.

Pero ya que hablamos de números, recordemos al máximo ganador de preseas en los Juegos Olímpicos, así que remontemonos a 1948, un año de mucha gloria para México por dos atletas que figuran en esta lista de múltiples ganadores.

Joaquín Capilla y sus clavados lograron el bronce en estos Juegos Olímpicos. En Helsinki 1952 se colgó la plata y más experimentado llegó a Melbourne1956 para llevarse el oro y otra más de bronce.

Decíamos que Londres en 1948 fue de gloria para México porque el General Humberto Mariles montando a su caballo Arete, en salto individual consiguió la primera medalla de oro para México. Repitió la hazaña compitiendo y coronándose campeón olímpico por equipo y en la prueba ecuestre se llevó el bronce para sumar 3 medallas olímpicas.

Dejamos a María del Rosario Espinoza hasta este párrafo, porque es la atleta en activo con más medallas conseguidas con tres.

Atletas mexicanos con más medallas conseguidas
TUDN

La sonorense que no sabía del amor que iba a atraparla practicando de casualidad el TaeKwon-Do “que alguien llevó al gimnasio” según le contó a Geo González, un deporte que se popularizó desde su introducción a México en los años 70 por Dai Woon Moon.

Fue hasta el año 2000 en Sydney que este deporte fue aceptado en los Juegos Olímpicos donde participó Víctor Estrada como primer exponente de esa disciplina representando a México y se colgó la medalla de bronce.

Ocho años después María Espinoza logró en Beijing debutar a lo grande, colgándose el oro en el cuello y vestir los laureles de la victoria olímpica que fueron el comienzo de conseguir la colección de los tres metales, pues para Londres 2012 se adjudicó el bronce y para Río 2016 la plata.

Justo por ello es también el TaeKwon-Do el tercer deporte que más medallas ha conseguido para México tras las 14 en clavados, las 13 en boxeo, 11 en atletismo y este arte marcial siete.

Los deportes que más medallas olímpicas han otorgado a México.
TUDN

Pero pensar en atletas que alcancen sumar tantas medallas no es tarea fácil, porque debemos encontrar a quienes tengan experiencia y capacidad para poder sumarse a la delegación mexicana para Tokyo 2020 que ya sabemos, se celebrará en Japón hasta el 2021.

Tomemos entonces el ejemplo de Paola Espinosa, quien es una leyenda del deporte en nuestro país por un gran trabajo en equipo con los clavados, primero con Tatiana Ortiz en Beijing 2008 donde consiguieron el bronce y luego en Londres 2012 con Alejandra Orozco para lograr la plata.

En Río de Janeiro no pudo lograr medalla por la tremenda competencia de las chinas Qian Ren y Si Yajie así como Meaghan Benfeito de Canadá, pero aún queda la opción de asistir a los Juegos Olímpicos aplazados para el próximo año y poder igualar la cantidad de medallas de la taekwondoín.

El otro atleta con dos medallas es el joven Germán Sánchez, también de clavados, quien en Londres se adjudicó la plata por equipos y en Río 2016 logró en solitario.

Sólo ellos dos tienen dos medallas olímpicas al momento y podrían aspirar a sumar la tercera, aunque también queda esperar si la representante de TaeKwon-Do pueda ser María Espinoza para tener la oportunidad de sumar su cuarta presea.

Las variables de quien pueda igualar esas tres medallas son muchas, estar calificados y con boleto en mano para participar y la competencia misma, pero con un año aplazados, los juegos podrían dar esa oportunidad a Paola Espinosa, pues se ha preparado con menos presión, porque como ella dice “no tengo que demostrar nada a nadie” es aligerar la carga de la presión.

En el caso de Germán Sánchez, tuvo mucho tiempo para recuperarse de una lesión sufrida en el talón de aquiles y la pausa que el coronavirus provocó le dará el espacio para dedicar su preparación y alcanzar su participación en los Juegos de la XXXII Olimpiada, sus terceros.