Mamá, el principal motor de los grandes atletas

En su día, no podemos dejar de reconocer al principal impulsor del deporte mundial.

logo

Nunca se presume, pero sí se reconoce cuando el atleta alcanza el objetivo, cuando corre hacia ella para rendirle honor, para agradecer en un abrazo los esfuerzos y sacrificios de su mayor motor, su madre.

Ellas son las primeras en creer en ellos y sus capacidades, son quienes alimentan sus sueños, quienes los llevan a los entrenamientos, quienes son sus oídos y también su paño de lágrimas.

No te pierdas lo mejor de los deportes excepto futbol aquí.

No importa la hora, ellas siempre están ahí para despertar al atleta en formación, para alimentar su cuerpo y acariciar su alma cuando hace falta, son las mejores psicólogas, enfermeras, maestras y además siempre su mejor apoyo.

Publicidad

Detrás de un deportista de élite hay esfuerzos y sacrificios, ilusión, aunque a veces, también fines de semana muy ‘poco ortodoxos’.

Salvo contadas excepciones, este personaje amado, respetado y hasta venerado permanece en el anonimato.

Sí, muchas veces los padres también impulsan, pero ellas, mamás, son vitales. Como en en caso de Sergio Pérez , quien en Marilú encontró a su principal combustible de un motor que le ruge en el pecho, alentado por su hermano y su padre, pero ella, siempre le impulsó a cumplir sus sueños.

O cómo el tremendo amor que Golora Marie James profesó a su ‘pequeño’ LeBron, pues no lo tenían todo, pero entre las carencias, el jugador estrella de los Lakers ha reconocido muchas veces, “sin importar nada, siempre supe que no había nada más importante en su vida que yo, pues hizo y dejó de hacer muchas cosas por esa causa”.

Publicidad

Otro de los grandes atletas de nuestro tiempo es de los más apoyados por su mamá y es el seis veces campeón mundial de la Fórmula Uno, Lewis Hamilton, Carmen Larbalestier. Aunque se sabe que en su vida deportiva era su padre quien administraba su carrera, ella fue siempre quien con su comida, sus pláticas y su cariño, se convirtió en su catalizador a pesar de que vivió con él hasta sus 12 años.

Tom Brady ha gozado y sufrido en el emparrillado y en la vida misma, pues Galynn, su madre pasó por un episodio de cáncer con el que peleó y venció… lo que deja claro el carácter de la familia.

En el deporte más rudo, las Artes Marciales Mixtas tuvieron en Rhonda Rousey a su más famosa e implacable representante femenino y gran parte del amor por el deporte lo heredó de su madre, Ann Marie de Mars, quien fue campeona mundial de Judo y quien fue ganadora del oro panamericano en esa disciplina.

Una madre siempre pendiente de los logros de su hijo, sin importar su edad es Lynette Federer, quien siempre está presente en los partidos de su multicampeón del tenis, Roger. Nunca falta a sus partidos y se sienta junto a su nuera.

Sonya Curry también impulsó incesantemente la carrera de Stephen, tanto que al jugador no le da en menor empacho de abrazarla en las arenas cuando ella está presente.

Pero así como ellas apoyaron a sus atletas, las hay quienes tras ser atletas, también son mamás, pues con los tiempos modernos decidieron enfrentarse a la discriminación y defender sus derechos.

Allyson Félix, una corredora que en Catar 2018 se colgó más medallas que Usaín Bolt con 12 preseas de primer lugar para un récord, justo después de dar a luz a su primera hija.

Serena Williams es otro ejemplo, quien en 2017 fue madre e incluso, jugó embarazada en el abierto de Australia de ese año sin saberlo. Si, fue la campeona, pero como podemos entender no jugó en solitario, pues Alexis Olympia sólo le quitó unos meses antes de que pudiera regresar a las canchas.

Publicidad

La mujer más rápida del mundo, la jamaicana Shelly Ann Fraser Pryce, es madre de Zyon desde 2017 pero aunque paró unos meses, regresó para el Mundial de Doha.

Una de las tenistas más seguidas y dominadoras de la WTA en el inicio de este siglo es Kim Klijsters, quien además fue número uno del mundo por 19 semanas, justo antes de retirarse para convertirse en madre.

Regresó a las canchas y ganó tres Grand Slams para recuperar el peldaño más alto del ránking.

Entre las atletas mexicanas no olvidemos a la boxeadora Mariana ‘Barby’ Juárez quien con 37 años de edad sigue subiéndose al cuadrilátero y tiene a su hija Natasha.

Nancy Contreras, la ciclista de pista y medalla de oro en el mundial de ciclismo es madre de José Juan.

La boxeadora Zulina Muñoz campeona supermosca del CMB es madre de Dylan.

Iridia Salazar, taekwondoín ganadora del bronce olímpico en 2004 y tres platas en el mundial de la especialidad tiene dos hijos.

Paola Espinosa es una madre de alto rendimiento pese a ser madre de Ivana y se sigue entrenando para volver a tomar su lugar entre la élite de los clavados.

Publicidad