Los paros más importantes en la historia de la NFL, NBA y MLB

Antes del COVID-19, las ligas más importantes de EUA ya sabían lo que era detener su actividad.

logo

La pandemia mundial provocada por el coronavirus detuvo toda actividad en las tres ligas más importantes de los Estados Unidos, pero mucho antes del COVID-19, la NFL, NBA y MLB ya habían pasado por algo similar.

Los paros con más impacto en dichas ligas deportivas tuvieron como común denominador exigencias por un salario más digno y la repartición equitativa de la riqueza entre televisoras y directivas.

Major League Baseball

La MLB es la organización deportiva que presume el mayor número de paros en su historia. La década de los 80 y los inicios de los 90 se vieron sacudidos por varias huelgas que moldearon a la Gran Carpa como la nonocemos hoy día.

Publicidad

Sin duda el paro más importante hasta el día de hoy se dio entre 1994 y 1995. La huelga explotó por la repartición desequilibrada de ingresos por contratos televisivos y la falta de un tope salarial. Como consecuencia, los fanáticos se quedaron sin Playoffs y, por ende, sin Serie Mundial. El total de días en huelga fue de 232 días.

National Football League

La NFL no es ajena a este tipo de pausas forzadas, ya que a principios de los 80, los jugadores se rebelaron para exigir un aumento en sus salarios.

Aquel periodo es conocido como 'Strike Season' (Temporada de huelga) y tuvo una duración de 57 días. Pero afortunadamente para los fans, el paro no fue suficiente para cancelar la temporada y solo se tuvo que adaptar un formato diferente con menos partidos.

Publicidad

Sin embargo, el paro más reciente, antes del corinavirus, fue en 2011 relacionado al contrato laboral colectivo. La huelga tuvo una duración de 136 días, el más largo en la historia de la liga.

National Basketball Association

Son cuatro los paros que la NBA ha experimentado en su historia, entre ellos dos de los más duraderos en comparación con las otros dos ligas.

El primer golpe bajo para la liga fue en 1995 y duró 80 días luego de que los jugadores externaran insatisfacción con su sindicado y sus salarios.

Tres años después, la mejor liga de basquetbol del planeta pararía durante 191 días por un desacuerdo con el contrato laboral colectivo. Esta historia se repetiría en el 2011, cuando los jugadores y propietarios de los equipos firmaorn un nuevo contrato por 10 años después de 161 días de paro.

En 2020 no es una huelga la que detuvo a la NFL, NBA y MLB, sino la amenaza del COVID-19 que ha cobrado miles de vidas en pocos meses y obligado a posponer eventos de gran magnitud como los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.