John Coates: “No podemos asegurar los JJOO, aún con vacuna”

Existe la posibilidad de que Tokyo 2020 no tenga fiesta si el coronavirus no da tregua.

logo

El jefe de la comisión de la coordinación del Comité Olímpico Internacional, John Coates, califica de ‘verdadero problema’ la organización de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 debido a que no hay vacuna contra el coronavirus ni una fecha para conseguirla.

Con información de Betty Vázquez / TUDN

Coates, quien fue el mismo que a principios de marzo habló de posponer los Juegos Olímpicos para el 2021, nuevamente se expresa al respecto de que se trata de reunir en un solo lugar a más de diez mil atletas de más de 200 países de todo el mundo, cuando aún no existe una vacuna.

Su cifra de atletas impresiona y se le deben sumar 5,000 oficiales técnicos y entrenadores, 20,000 periodistas, 4,000 personas sólo del comité organizador y 60,000 voluntarios y aún falta contabilizar a los aficionados.

Publicidad

Para ver más deportes excepto futbol entra aquí.

"Los Juegos sólo pueden tener lugar en 2021”, recordó Coates, “no se pueden posponer otra vez y debemos asumir que no habrá vacuna o que, si la hay, no será suficiente para que pueda ser compartida por todo el mundo, por eso no podemos asegurar la disputa aunque haya una vacuna”.

Por otro lado Yuriko Koike, gobernador de Tokyo, señaló que todos sus esfuerzos se encaminan a combatir la pandemia de COVID-19 para ofrecer unos Juegos Olímpicos seguros, tanto a competidores como al público com se tiene planeado.

“Actualmente, todo el gobierno metropolitano realiza un esfuerzo extraordinario con el nuevo coronavirus a fin de que recibir unos Juegos seguros el próximo año”, destacó, “creo que lo que es importante es tomar todas las medidas necesarias ahora, dentro de Japón”.

Publicidad

Las líneas de acción al interior de la capital japonesa marcan una apertura paulatina a partir de este viernes.

La primera fase incluirá reabrir museos, gimnasios y eventos deportivos profesionales como beisbol y basquetbol, pero sin la presencia de aficionados, mientras que los restaurantes podrán servir alcohol pero deberán cerrar como máximo a las diez de la noche.

Otra área que podrá reactivarse será el centro nacional de entrenamiento, donde se preparan los atletas que desean estar en los Juegos Olímpicos para el próximo año.

Esta reactivación será posible el próximo martes solo si es que el gobierno de Tokio decide el lunes levantar el estado de emergencia.