Geo González | Lang Ping, Martillo De Hierro

Pocas historias parecen tan redondas como de quien ganó oro olímpico como jugadora y entrenadora.

logo

A veces las historias suelen tener finales felices o perfectos, pero pocas historias son tan redondas como la de Lang Ping, El Martillo De Hierro.

Corrían los años ochenta, las posturas políticas habían boicoteado los Juegos Olímpicos De Moscú y hacían lo propio con Los Angeles '84.

En los deportes de conjunto femenil había una medalla dorada que nunca había llegado para los Estados Unidos: la de voleibol.

Para las norteamericanas era el momento, sin la URSS y sin Cuba en el mapa aquel equipo de Flo Himman y Rita Crocket lucía favorito para conquistar el anhelado oro olímpico.

Pero aquí entra a la historia un personaje único, Jenny Lang Ping, nacida el 10 de diciembre de 1960 en Tianjin China, fiel y majestuosa representante de uno de los deportes nacionales de su pais, el voleibol. Es más, podríamos decir que responsable de la construcción del voleibol como uno de los deportes nacionales femeniles.

Fue apodada “El Martillo De Hierro” por su tremendo, certero y efectivo remate en la red, pero también, por su control emocional.

Después de la revolución cultural en China se buscaba que en el deporte se conquistaran logros que nutrieran el orgullo nacionalista. El voleibol femenil comenzaba a hacerlo.

En Los Angeles '84 China llegaba a la final vs. EEUU, quienes ya le habían ganado a las asiáticas en la fase eliminatoria.

China de la mano, perdón del martillo, de Lang Ping propinaba a los Estados Unidos la derrota más dolorosa en voleibol femenil: en su país, ante su gente, en sus Juegos Olímpicos.

Lang Ping fue nombrada la mejor jugadora de la década, salón de la fama del voleibol, ídola en su país, su boda con el handbalista Bai Fan, en China, fue televisada y varios estadios llevan su nombre.

Para cuando llegó el retiro no hubo una transición mas natural de jugadora a entrenadora que la de suya. Regresó a los EEUU para dirigir a la Universidad De Nuevo México. Para 1995 China la llama para ser entrenadora de la selección nacional, regresa a unos JJOO en Atlanta, se queda con la plata vs. Cuba y es nombrada la mejor entrenadora del año. Lang Ping renunció al poco tiempo por motivos de salud, pero volvió.

En 98 dirigió en la liga de Italia para que años mas tarde los EEUU la contrataran como entrenadora del equipo femenil.

Sí, de pronto aquella jugadora que les había quitado el oro en Los Angeles era la elegida para buscar el oro, en nada más y nada menos que Beijing, China. Sí, EEUU al son de “si no puedes con el enemigo, contrátalo”, quería la dulce venganza.

La semifinal olímpica llegó, ¡China vs. Los Estados Unidos!

Fue presenciado por los presidentes de ambos países, Hu Jintao y George W. Bush y más de 250 millones de telespectadores vieron como en 5 sets EEUU al mando de Lang Ping martillaba a China la más dolorosa de las derrotas en su propia casa, ante su propia gente y en sus propios Juegos Olímpicos, sin embargo, la medalla de oro no fue para los Estados Unidos.

Brasil se consagró como campeón olímpico en 2008 repitiéndole la dosis a las norteamericanas cuatro años después en Londres 2012 en una de las finales mas cardiacas.

Lang Ping en Londres ya estaba al mando del equipo chino.

Para el campeonato mundial del 2014 Lang Ping era la única mujer entrenadora de los 24 paises. Los 23 restantes eran hombres, Estados Unidos le ganaba el oro a China, pero para la copa del mundo del siguiente año Ping le daba a China el título, siguiente parada: los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Ahí Brasil buscaba el tricampeonato olímpico en su casa, EE.UU. que venía de ser campeón del mundo en el 2014 y del Gran Prix en el 2015 buscaba, por un lado, el oro como grandes favoritas y por el otro, desquitarse de las dos finales olímpicas vs. Brasil.

Sin embargo, EEUU se quedó en el camino y Brasil en cuartos de final enfrentaría a China.

En uno de los más emocionantes partidos, China de la mano y cerebro de Lang Ping en un dramático final propinaba a Brasil la mas dolorosa de las derrotas, en su casa, ante su gente y en sus Juegos Olímpicos.

Dos rondas mas tarde, China, viniendo de atrás derrotaba a Serbia en la final para ganar por tercera vez en su historia el oro olímpico en voleibol femenil.

Vaya historia de una mujer voleibolista, especialista en aguadarle la fiesta olímpica a las anfitrionas, ya sea desde la red o desde el banquillo, imprimiendo un sello redondo como si fuera un yin y un yang.

Lang Ping, El Martillo De Hierro, la primera y única mujer que ha logrado el oro olímpico como jugadora y entrenadora.