El alemán Max Schachmann ganó la 1a etapa de la París-Niza

Mientras el coronavirus afecta al ciclismo en Italia, en Francia continúan compitiendo.

logo

El ciclista alemán Max Schachmann se llevó la victoria en la primera etapa de la París-Niza, carrera que dio inicio este domingo en los alrededores de la capital francesa.

El corredor del equipo Bora se convierte, por lo tanto, en el primer portador del maillot amarillo como líder de la prueba.

Una vez cruzada la meta después de 154 kilómetros de recorrido, con origen y final en Plaisir, una ciudad al oeste de París, Schachmann superó en explosividad de pedaleo a velocidad a sus compañeros de escapada, los belgas Dylan Teuns (Bahrain McLaren) y Tiesj Benoot (Sunweb), segundo y tercero, y el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck), que acabó cuarto.

El pelotón entró unos segundos después, encabezado por el velocista holandés Cees Bol, un grupo en el que se encontraba el colombiano Nairo Quintana y el italiano Vincenzo Nibali, dos de los principales aspirantes al triunfo en esta clásica.

Publicidad

"Entré en la escapada final casi en última posición. Me gustaría dar las gracias al equipo. Peter (Sagan) me ha ayudado y eso me salvó, de verdad”, dijo Schachmann “Para el final, Felix (Grossschartner) hizo un trabajo fantástico. Al llegar aquí, no sabía cuál era mi estado de forma. Mis piernas estaban un poco doloridas al final, pero podía ver al resto sufrir incluso más y eso me dio confianza", complementó el ciclista alemán.

Una caída en los primeros 50 km provocó que dos de los favoritos a la victoria final, los franceses Warren Barguil y Romain Bardet, salieran perjudicados.

Bardet, sufrió contusiones pero pudo continuar rápidamente pero sin poder reintegrarse al primer pelotón, mientras que el campeón de Francia, Warren Barguil, fue expulsado de la carrera, por haberse ayudado del coche de su equipo para seguir en la competencia.

El equipo Arkea-Samsic perdió a Barguil, pero se consoló con la maestría mostrada por el colombiano Nairo Quintana, que siempre estuvo bien colocado en las escapadas.

Publicidad

Al contrario, el australiano Richie Porte del equipo Trek-Segafredo, que lleva el dorsal número uno debido a su estatus de doble vencedor de la prueba en 2013 y 2015, se vio sorprendido en varias ocasiones.

Porte entró en meta en el grupo de Bardet, a más de dos minutos y medio de la punta, perdiendo casi toda oportunidad de victoria.

Schachmann, de 26 años y actual campeón de Alemania, la temporada pasada ganó tres etapas en la Vuelta al País Vasco y recientemente fue segundo en la Vuelta al Algarve (Portugal), superado por el belga Remco Evenepoel.

La primera etapa de la París-Niza estuvo marcada por las medidas de prevención contra el nuevo coronavirus, entre ellas la limitación del contacto entre los corredores y el público y también con la prensa.

La propagación del COVID-19 ha llevado a siete equipos del pelotón mundial a renunciar a correr la París-Niza, entre ellos el Ineos del colombiano Egan Bernal, último ganador de la prueba.

El lunes se disputará la segunda etapa, entre Chevreuse y Chalette-sur-Loing, con 166,5 km de recorrido que será muy bueno para los velocistas.