Deportes extraños: el Sepak Takraw posee un gran arraigo en Asia

Una disciplina espectacular que combina badminton, gimnasia y hasta futbol para su ejecución.

ISRAEL GERMÁN
logo

El origen del Sepak Takraw se debate, pero tanto Malasia como Tailandia son considerados como los países en los que nació este deporte cuyo nombre significa "patear la pelota tejida", y que se forma con dos vocablos, el primero malasio y el segundo tailandés.

Cada equipo se compone de tres integrantes, se juega en una cancha que mide 13.4 metros de largo por 6.1 de ancho, a la mitad hay una red que se halla a una altura de 1,54 metros y que divide en dos en terreno de juego.

Este deporte combina talentos que son propios de futbolistas, voleibolistas, gimnastas y practicantes de las artes marciales, por el tipo de movimientos y habilidades que son necesarias para la práctica de esta disciplina que forma parte del programa de los Juegos Asiáticos.

El Sepak Takraw es un deporte muy popular en los países del sureste asiático.
WAKIL KOHSAR/AFP via Getty Images

Los partidos se juegan a ganar dos de tres sets de 21 puntos cada uno, pero si hay que disputar un tercero, este se disputa solamente a 11 tantos para definir al ganador.
En la cancha hay áreas que son cruciales para el desarrollo del juego y su mejor entendimiento, comenzando por resaltar dos pequeños círculos, uno de cada lado de la cancha, al centro, desde donde se efectúan los servicios, que se complementan con dos semicírculos (que se convierten en cuartos de círculo) en cada extremo de donde se halla la red y desde donde los compañeros sirven a manera de volea, para que el sacador mande la pelota del otro lado y que la acción dé inicio.

Al igual que en el voleibol o en el badminton, el objetivo del juego es que el balón o el volante, según sea el caso, no toque el piso en tu lado de la cancha, porque si eso sucede, el contrincante se adjudica un punto.

Con respecto al voleibol tiene la gran similitud de que se requieren de tres toques como máximo para pasar la pelota del otro lado de la cancha, no se puede tocar la red mientras la esférica esté en juego y puede utilizarse cualquier parte del cuerpo para detener o fildear la bola, con excepción de las manos.

Esta es la peculiar pelota con la que se juega al Sepak Takraw, hecha con fibras de ratán o plástico duro.
ADEK BERRY/AFP via Getty Images

La pelota con la que se juega es algo sin parangón, pues no es un balón, como el del balonmano, voleibol o de futbol, pues se trata de una esférica hecha con ratán, o de plástico duro. Tiene una circunferencia de 40 centímetros y su peso es de unos 250 gramos.
La vestimenta de los jugadores es casi idéntica a la de los futbolistas, voleibolistas o jugadores de handball, con camiseta de mangas y shorts. El calzado es muy similar a los que usan los atletas de los deportes de raqueta en interiores (squash, badminton, racquetball), con una suela adherente para los súbitos cambios de dirección y saltos.

En algunos países de América Latina, como México, Argentina, Brasil Colombia y Cuba hay equipos registrados en la ISTAF (International Sepaktakraw Federation por sus siglas en inglés), pero es en naciones como Malasia, Tailandia, Vietnam, Laos, Camboya, Indonesia, Filipinas, China, Corea del Sur y Japón que hay fuertes representativos en los Juegos Asiáticos.

Máximos anotadores de puntos NBA.jpg

¡Para que los amantes del basquetbol no lo extrañen tanto!

Getty Images / AP Images

1 / 21