Deportes extraños: Chess Boxing, cerebro potente y puños ligeros

Un curioso holandés creo la mezcla perfecta entre boxeo y ajedrez para obtener un deporte peculiar.

logo

¿Qué pensarían si les dijéramos que el boxeo y el ajedrez tuvieron un hijo? ¿Acaso parece una idea sacada de una aluciación o de una película irreverente de ciencia ficción? Pues no, no es un disparate, la combinación de dos actividades deportivas mezclan lo mejor de cada una de ellas para obtener un resultado inesperado.

No existe un deporte que ejemplifique de mejor manera lo que una competencia debe ser como el boxeo. Dos contendientes, mano a mano, cara a cara, cuerpo a cuerpo, en un área de combate sin más armas que los puños y la estrategia para doblegar al contrincante.

Por otro lado, no hay un deporte que se le pueda añadir la etiqueta de 'ciencia' y que demande más desgaste mental y una destreza sin parangón como el ajedrez, una actividad en la que se destacan aquellos que tienen un alto coeficiente intelectual y que es una especie de boxeo mental.

Iepe Rubingh, el creador del chess boxing y presidente de la World Chess Boxing Organization (WCBO).
Miguel Villagran/ASSOCIATED PRESS

Gracias a la mente ociosa o creativa, según se vea, de algunos entusiastas ciudadanos del mundo, a alguien se le ocurrió mezclar dos disciplinas que, si bien tienen en común el objetivo de ver derrotado al contrincante, en una de ellas se usa el cerebro y en la otra los puños, pero para el holandés Iepe Rubinhg la idea de meter al matraz y experimentar la unión de ambos deportes resultó exitosa.

Publicidad

El resultado de esa mutación se llama chess boxing, una peculiar disciplina deportiva que combina boxeo con ajedrez, una actividad sui generis en el que se mezcla de forma muy evidente la potencia física con la agilidad mental.

Rubingh, artista y ajedrecista, quien nació en Rotterdam, Países Bajos, fue el creador de este curioso deporte en 2003, una interesante apuesta ya que esta disciplina combina la adrenalina y fortaleza física del boxeo con la alta destreza e inteligencia que demanda el ajedrez.

Iepe Rubingh, el creador del chess boxing y presidente de la World Chess Boxing Organization (WCBO).
Miguel Villagran/ASSOCIATED PRESS

De hecho, Rubingh es presidente y creador de la Organización Mundial de Chess Boxing (WCBO, por sus siglas en inglés) y apenas un año después de haber inventado este deporte, fundó el primer club de Chess Boxing en Berlín, Alemania.

El mantra del chess boxing es “el combate se realiza en el ring y las guerras se libran en el tablero”. Con este enfoque, el chess boxing es una contienda entre entre dos participantes que primero juegan una partida de ajedrez durante dos minutos sobre un cuadrilátero.

Publicidad

Toda vez transcurrido ese tiempo, descansan por espacio de un minuto, y reanudan con un round de boxeo de tres minutos, y así seguirán hasta completar 11 asaltos con partidas de ajedrez de manera intercalada. Al final, se llevan a cabo seis partidas de ajedrez y cinco rounds de boxeo. De acuerdo con la WCBO, son las asociaciones locales o nacionales las que determinan el tiempo de los rounds y las partidas, pues puede haber variaciones.

Existen, como en el boxeo, cuatro divisiones en el chess boxing: peso ligero, medio, semipesado y pesado en ramas masculinas y femeninas. Todas las reglas están reguladas por la WCBO. Naciones como Alemania, Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos es donde este deporte ha logrado mayor aceptación, aunque cada vez son más los países que se suman.

El excampeón del mundo del peso completo, el británico Lennox Lewis luego de ganarle una partida de ajedrez al famoso ajedrecista Mikola Lisin. No hubo boxeo, solo ajedrez.
EFREM LUKATSKY/ASSOCIATED PRESS

Desde luego hay reglas que acatar. Por ejemplo, patear al oponente, dar zancadilla al rival, golpear por debajo del cinturón, usar objetos ajenos a los guantes reglamentarios, dar la espalda al contrincante, o pelear entre categorías diferentes, hacerlo con los puños desnudos, abrazar o golpear al rival cuando está indefenso, golpear en la nuca o por detrás de la cabeza y cabecear intencionalmente, están en la lista de prohibiciones.

Por supuesto, también en la 'guerra en el tablero' hay reglas. Hacer jugadas sin manejar correctamente el reloj de ajedrez, usar medios de comunicación electrónicos, distraer o molestar al rival, marcharse de la partida sin permiso del árbitro, desplazar piezas irregularmente, no está permitido.

Si luego de saber qué se necesita para practicar este singular deporte, cabe decir que los requisitos básicos son: ser hombre o mujer menos de 35 años; tener una foja de al menos 20 peleas, y tener un rango de sistema de puntuación Elo mínimo de 1800 en ajedrez. Este sistema se refiere a un método matemático para calcular la habilidad de los jugadores en juegos como el ajedrez. Si los cumples, entonces calificas para mezclar tu inteligencia con el poder de tus puños.

f1.png

F1 2020, edición deluxe con Michael Schumacher

Formula1game.com

1 / 8