Barshim, la estrella de Catar logra el oro en salto alto

Doha se rindió con un salto de 2 metros y 37 centímetros.

logo

El catarí Mutaz Barshim conservó su título de campeón del mundo de salto alto, este viernes en los Mundiales de atletismo que tienen lugar en su casa, en Doha, con un salto de 2 metros y 37 centímetros.

Barshim, operado de los ligamentos cruzados de una rodilla en julio de 2018, superó a los rusos Mikhail Akimenko e Ilya Ivanyuk, que participaron bajo bandera neutral.

El saltador con la segunda mejor marca de todos los tiempos en altura (2,43 m), laureado en Londres hace dos años, no había vuelto a entrenarse hasta el pasado mes de abril antes de saborear de nuevo el gusto de la competición a finales de junio en Sopot (Polonia).

Publicidad

A sus 28 años, permite a Catar lograr su primera medalla de oro, una actuación que -por fin- provocó la euforia en el estadio Khalifa, habitualmente silencioso desde el inicio de la competición.

El país anfitrión ya había logrado una medalla de bronce por medio de Abderrahman Samba en los 400 m vallas.