La Arena México se prepara para el regreso de los aficionados

Aunque el aforo será muy limitado, armaron cartel espectacular de Lucha Libre del viernes.

TUDN Y EFE
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La Arena México se prepara para abrir sus puertas a los aficionados de la Lucha Libre para la función del viernes 21 de mayo, 434 días después de la última vez que recibieron a sus fanáticos en la catedral del pancracio debido a la pandemia por coronavirus.

En la función de este viernes, el CMLL apostó por tres combates en modalidad de 'relevos increíbles', duelos en los que los rudos, que representan el mal, hacen equipo con los técnicos, el bien.

La batalla estelar del viernes contará con el rudo Euforia en equipo con los técnicos Místico y Carístico, que retarán a Volador Jr., del bando del bien, que tendrá de compañeros a Último Guerrero y Gran Guerrero, quienes están del lado del mal.

Para este viernes, las autoridades sólo permitieron que solamente 500 aficionados estén en las gradas de la Arena México, que tiene capacidad para más de 14.000 personas, pero que al ser un espacio cerrado tiene más restricciones que un estadio de futbol.

"Es maravilloso volver a tener aficionados, era algo que esperábamos desde que terminamos la función del 13 de marzo de 2020, la última con público. Ahí empezó la pesadilla", explicó Julio César Rivera, director de medios del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), empresa dueña de la Arena México.

El escenario situado en Ciudad de México, vio nacer la leyenda de dos de las figuras más importantes de la lucha libre como El Santo y Blue Demon.

Hasta antes de la COVID-19 este palco llegó a cerrar en tres ocasiones.

La primera fue en 1985, cuando Ciudad de México sufrió un terremoto de 8.1 grados Richter. El recinto que está en la colonia Doctores cerró de septiembre a diciembre de 1985.

En 2009 fue la segunda vez. Durante la pandemia de la influenza la Arena México paró funciones por tres semanas. La tercera fue en el terremoto de 2017 de magnitud 7.1, cuando cerraron por dos semanas.

Sin embargo, la COVID-19 le presentó un reto mayor al CMLL. En México la autoridades diseñaron un semáforo de colores (rojo, naranja, amarillo y verde) en el que cada uno significa el permiso para reactivar ciertas actividades.

El color del semáforo que permitía volver a tener público en las gradas era el amarillo, al que Ciudad de México llegó hasta mayo de este año.

Ante la imposibilidad de tener público en gran parte de la pandemia, el CMLL apostó en agosto de 2020, con semáforo naranja, por realizar por primera vez en su historia funciones a puerta cerrada para venderlas a sus aficionados en una plataforma de streaming y con ello generar ingresos.

"Fue un alivio las transmisiones a puerta cerrada, era la única entrada económica que tenía la arena. Claro, tiene los patrocinios, pero era la única entrada palpable porque la arena se refleja mucho en sus entradas. A pesar de esto la empresa nos respaldó económicamente", añadió Rivera.

Después de vivir su mayor lapso de tiempo sin aficionados, el CMLL y la Arena México vivirán a partir de este viernes su "nueva normalidad", en la que presentarán innovaciones en los enfrentamientos de luchadores en sus funciones.

¡Entrega la lucha! Forastero le arrebata la máscara a Valiente