Un fantasma, el rival más peligroso de Stephanie Vaquer

La luchadora chilena vivió una experiencia paranormal en la Arena México.
Lead
Instagram @stephanie.vaquer
Stephanie Vaquer contó su experiencia paranormal en la Arena México.
Por: Emmanuel R. Marroquín
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Inaugurada el 27 de abril de 1956, la Arena México es el máximo reciento para la práctica de la lucha libre. Un lugar mágico, enigmático y lleno de leyendas.

Como en muchos inmuebles viejos, alrededor de “La Catedral del Costalazo” se han tejido historias de fantasmas y aparecidos, las cuales, aunque difíciles de comprobar, han sido narradas por diversos personajes que laboran en la arena.

La historia más reciente, testigo de un hecho paranormal, fue la de la luchadora chilena Stephanie Vaquer, quien contó su experiencia a Fernando Jesús Torres en exclusiva para TUDN.

“Cuando recién estaba empezando en la Arena México a entrenar todavía no luchaba ahí, me perdía en esos pasillos y un día me dijeron que nos tocaba entrenar en la parte de arriba. Caminé hacia la izquierda y era hacia la derecha. Había una persona ahí parada y le digo: ‘Señor, disculpe’, para preguntarle por dónde subir y yo dije, no me escuchó, porque caminó y en eso, yo también caminé para seguirlo pero el señor desapareció, ¡no había nadie! Yo muerta de miedo.

“Me regresé a la entrada y esperé que llegara otra luchadora, para llegar con ella a donde estaban entrenando. Yo dije: ‘¡Wow, qué fue eso!’ Le conté a mis compañeras y me dijeron: ‘No, es que aquí en la Arena México pasa muchísimas cosas, es un lugar muy místico, con muchos misterios, con muchas historias’. Yo así: ‘¡Wow, por qué no me dijeron antes!’ Porque yo sin saber me paseaba por los pasillos ahí oscuros sin miedo a nada y ahora sí me da miedo encontrarme algo”.

Dentro de los pasillos del Coso de la Doctores se han observado distintas presencias; una niña, un payaso, una mujer vestida de blanco, ruidos extraños o personas de apariencia común.

“Yo no soy miedosa en ese sentido, pero ese día sí sentí una sensación muy extraña, una vibra muy extraña, no algo malo, pero sí algo que no fue normal. He escuchado a mucha gente que le han pasado cosas similares y dije: ‘¡Wow! La Arena México tiene muchísimos años, por eso tiene muchísimas historias adentro. Mucho misterio, mucho misticismo hay en la arena’”.

Un lugar repleto de vibras, con múltiples historias paranormales, es la Arena México. ¿Usted, se atrevería a luchar contra un fantasma?

La gente responde a Diamante Azul con compra de souvenirs