El éxtasis alcanza a la prensa en la conferencia de Messi

Medios de comunicación presentes en la primera rueda de prensa de Leo con PSG lo ovacionaron al final.

TUDN Y EFE
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Al término de la rueda de prensa en la que Lionel Messi fue presentado este miércoles como nuevo jugador del París Saint-Germain (PSG) , un periodista gritó: "¡Viva Messi!. Una sorprendente intervención que incitó a otros periodistas locales a vitorear al argentino.

El comunicador en cuestión se llama Omar da Fonseca (61 años), antiguo jugador que militó en el PSG y en el Mónaco y que hace varios años comenta en la televisión BeIN Sports. Es, como Messi, argentino.

Conocido en Francia por su pasión para analizar los partidos con entonación porteña, muchos de ellos de la Liga española, no pudo contener la emoción por tener a Lionel Messi en el campeonato galo.

Después de corear su nombre, como si fuese un hincha, y decir que viene el mejor del mundo, se acercó a la Pulga.

"No te tengo que decir nada, pero todo lo que necesites... Tengo hijos, nietos y conozco escuelas, todo lo que necesites, aquí tienes mi tarjeta", dijo ante un atónito Messi. Da Fonseca acabó su intercambio con el crack del PSG con un toque de humor: "Lo único que quiero es después hacerme una foto contigo".

Comparable a la expectación que generó el fichaje de Neymar en 2017, una abarrotada sala del Parque de los Príncipes acogió solo a varias decenas de periodistas. Muchos se quedaron fuera, en una sala habilitada en el estadio.

Para acudir a la presentación, hubo que pasar tres controles de identificación en un estadio que estuvo acordonado por la policía y donde el delirio por Messi no apaciguaba. Más de un millar de seguidores coreaban el nombre del argentino.

"Hace tres días que están en la calle, en el aeropuerto, en el hospital, nunca había vivido algo así. Es impresionante", dijo un atónito Lionel Messi ante el micrófono del PSG sobre la acogida de la afición.

La dupla Messi-Neymar tras la marca goleadora de Messi-Suárez