Una historia que traspasa las fronteras de la vida y la muerte

Elsa, aficionada del Monterrey, vivió el quinto título con el recuerdo de su esposo fallecido.

logo

Una pasión desbordada que comenzó hace 46 años generó una de las historias más conmovedoras tras el título de Liga MX de Rayados en el Estadio Azteca frente al América .

Elsa viajó a la CIudad de México desde Monterrey para ser testigo de un campeonato sin precedente en un terreno sagrado y frente a circunstancias adversas que parecían alejar a Rayados del ansiado trofeo.

“Tengo 46 años apoyando a mi equipo. Siempre iba a los partidos con mi esposo cuando éramos novios. Siempre está conmigo porque él ya falleció. Hace rato estaba hablando con él y le dije que nos viera, que estamos aquí presentes”, comentó.

Publicidad

Con el recuerdo de su esposo a flote y el sentimiento en su corazón, Elsa vivió en la tribuna una alegría que compartió hasta el cielo con su mejor cómplice, en la vida y en el futbol.

La fanática regiomontana vivió cinco títulos en 46 años, pero este lo disfrutó con el aliciente de sellar para siempre un lazo que traspasa las fronteras de la vida y la muerte, porque Elsa y su esposo estarán siempre juntos cada vez que ella entone el grito de apoyo a sus queridos Rayados del Monterrey.

New Project.jpg

¡Felicidades, campeón Monterrey!

Twitter

1 / 21