Traspaso de Johan Vásquez al Génova está cerrado

La transacción entre Pumas y el conjunto de la Serie A rondaría los 7 millones de euros.

FRANCISCO ARREDONDO
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El futuro inmediato del defensa Johan Vásquez y sus anhelos por emigrar al futbol europeo se unirán para que pueda internacionalizarse, luego de que la directiva de Pumas habría cerrado las negociaciones para cederlo en venta al Génova de la Serie A italiana en alrededor de 7 millones de euros.

La oferta se logró incrementar porque se supone que sobre la mesa en un principio se ofrecieron 2 millones de euros, cantidad que no era jamás del agrado de quienes dirigen los destinos administrativos y deportivos de los auriazules, porque además de Génova, también había interés de dos clubes más, uno de la Eredivisie y Bélgica.

El medallista de bronce con el Tricolor en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 regresó con la intención de obtener el aval de los Pumas para dar el paso de emigrar, todo se supone estaba del lado de los equipos que lo buscan y su representante Armando Vallejo, para alcanzar las pretensiones económicas de los universitarios.

En las entrañas de la cantera universitaria están convencidos de que 2 mde estaban lejos del valor que desde su perspectiva tiene Johan Vásquez quien arribó en 2019 al cuadro del Pedregal, procedente de Rayados de Monterrey, de donde emigró en busca de una mayor regularidad.

En la evaluación que hacen en Pumas el precio ideal para la venta de Vásquez iba de 5 a 7 millones, por un jugador que es medallista olímpico, además de un posible elemento en la selección mayor que disputará el octagonal final de Concacaf para la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Johan de 2019 a la fecha ha jugado un total de 33 partidos con 3 mil 781 minutos con el equipo universitario que comanda el técnico Andrés Lillini, datos que lo colocan como uno de los futbolistas más regulares y trascendentales en tiempos recientes para los felinos del Pedregal.

La postura de la dirigencia universitaria se basó siempre en que no iban a mal vender a uno de sus activos más rentables, y preferirían esperar a que los actuales interesados incrementaran lo ofertado, o que en el mercado invernal pudieran recibir un ofrecimiento que fuera conveniente en todos los aspectos al club auriazul y al mismo jugador.