Ricardo Salazar | Primera remontada de cuatro goles en la historia

Ningún equipo mexicano había logrado la hazaña en todo tipo de competencias oficiales

RICARDO SALAZAR
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Pumas de la Universidad se convirtió en el primer equipo del futbol mexicano en remontar una desventaja de cuatro goles en una serie eliminatoria de cualquier competencia oficial. Hay tres casos en los qué, dentro de un mismo partido, un club remontó anotando cuatro tantos para igualar el marcador, pero nunca había sucedido en partidos de ida y vuelta dentro de la Liga, Copa y a nivel internacional.

Para poder lograr una hazaña de esas dimensiones se necesita la combinación de varios factores, incluyendo el arbitraje.

Esta fue la duodécima ocasión que una escuadra saca ventaja de cuatro o más goles en el juego de ida de la Fase Final. En la vuelta, cuatro volvieron a ganar incrementando el marcador global, un encuentro terminó empatado y es la séptima vez que se logra reducir la desventaja con una victoria, pero jamás ninguno se había acercado ni siquiera a un gol de lograr la voltereta, hasta el épico regreso de los pupilos de Andrés Lillini.

En el Torneo de Copa son 10 los casos en los que un conjunto ganó la ida por cuatro o más de diferencia, en la vuelta, cinco lograron reducir la diferencia, pero tampoco ninguno se puso a una anotación del empate global.

A nivel internacional se cuentan tres, todos dentro de la Copa Libertadores, Tigres frente a Sao Paulo y Toluca en dos ocasiones, contra el mismo conjunto paulista y el Cúcuta Deportivo. Regresaron de la visita con una diferencia de cuatro pepinos, en las tres oportunidades, ganaron la vuelta, pero sólo los Diablos Rojos lograron ponerse a dos tantos de la igualada con los brasileños.

Hay que destacar que nunca un equipo mexicano ha sido sometido a contundente marcador dentro de los torneos de clubes de Concacaf.

Atlante fue el primer equipo en perder por cuatro o más en un juego de ida, frente al León en el certamen copero de 1953, en la vuelta, volvió a caer uno a cero.

Era la segunda vez que Cruz Azul ganaba el encuentro de ida por cuatro goles por cero, el primero contra el América en la fase de reclasificación del campeonato 1991-92, en la vuelta, los cremas se acercaron con una victoria de dos a cero, insuficiente, ahora, La Máquina fue presa de conformismo y apatía de unos futbolistas y cuerpo técnico que juegan a ratos a sabiendas que les pagan por rendir durante 90 minutos.