Ricardo Salazar | Lluvia de marcas en la Liga MX en el Siglo XXI

Muchos registros positivos y negativos en una Liga MX supuestamente pareja.

RICARDO SALAZAR
logo

Si el campeonato de Liga del Futbol Mexicano es tan parejo como dicen, las marcas positivas y también negativas estarían lejos de romperse, pero no es así. Los registros en pleno siglo XXI nos indica que sigue habiendo separación entre clubes ricos y pobres, entrenadores buenos y malos y jugadores capaces y limitados.

La más reciente impuesta por el Veracruz de 41 consecutivos sin ganar se quedó a dos de la marca mundial perteneciente al FC Chernomorets Burgas de Bulgaria. Los extintos Tiburones Rojos no ganaron desde el 25 de agosto de 2018 hasta el 29 de octubre de 2019 en que derrotaron al desangelado Puebla (1:0). Sobra decir que se convirtieron en el primer equipo que no gana un partido dentro de un campeonato de 17 jornadas.

A la inversa, a la mitad de la década pasada, el Club América estableció dos marcas de imbatibilidad de 28 juegos seguidos sin derrota en la Liga y 32 en competiciones oficiales del 19 de febrero del 2005 al 15 de octubre del mismo año en que perdió con otro equipo desaparecido, el malogrado Jaguares de Chiapas (3:4), incluso, ligó 17 para ganar un campeonato de Primera División y 19 para obtener el Campeón de Campeones.

Hace un año, el 20 de abril de 2019, el FC León igualaba una de las marcas más añejas de la historia de 12 victorias consecutivas que solamente había logrado el Necaxa “campeonísimo” en la campaña 1934-35. Los “Esmeraldas” derrotaron en fila a Querétaro, Cruz Azul, América, Toluca, Universidad, Santos, Lobos, Veracruz, Morelia, Necaxa, Puebla y Atlas, poniéndole el freno el Guadalajara (2:1).

No hace mucho, Toluca se acercó a la marca de los “Electricistas” con nueve triunfos seguidos en el Clausura 2018, lo que representa la mejor racha de los “Diablos Rojos”.

En el Clausura 2010, las Chivas quebraron otro registro legendario al ganar los ocho primeros encuentros del torneo (Toluca, Tigres, Estudiantes, Querétaro, Atlante, Pachuca, Puebla y Real San Luis), que superaba las siete victorias del Marte del Campeonato 1928-29.

Nueve años después, el Rebaño Sagrado imponía un récord negativo al convertirse en el primer campeón defensor que no clasifica a las cinco siguientes Liguillas después de ganar el título de la Liga MX en el Clausura 2017. El equipo más consentido de México superaba al Toluca que después de ceñirse la corona en el Clausura 2010, no consiguió meterse a las fases finales de los torneos Apertura 2010, Clausura 2011, Apertura 2010 y Clausura 2012.

El 27 de febrero de 2016, el FC León superaba un registro de 38 años de vigencia al llegar a 30 juegos consecutivos sin empatar (17 ganados y 13 perdidos), superando los 29 del Unión de Curtidores, pero, en el siguiente certamen de Apertura 2017, el Veracruz lo superaba con 31 (11 ganados y 20 perdidos).

El Pachuca no hace mucho ruido desde que logró su más reciente título en el Clausura 2016, justo un año y dos meses después, sumaba la friolera de 29 juegos seguidos sin perder como local en el estadio Hidalgo. La cadena inició el 16 de enero de 2016 al derrotar al Querétaro (1:0) y se prolongó hasta finalizar el Clausura 2017, pero en su primera presentación en casa en el Apertura 2017, cayó con el América (0:2). Se quedó muy lejos de la marca, pero al menos subió hasta el cuarto puesto.

Tigres es el equipo que más títulos ha ganado en la presente década con cuatro, pero no presume alguna otra marca importante, sin embargo, es el que registra el mejor invicto en los últimos 19 años. En el Clausura 2013, logró mantenerse imbatible hasta la jornada 13 quedándose a uno del Guadalajara (14) del Invierno 2001 y a cuatro del récord de todos los tiempos que le pertenece al Zacatepec desde 1957.

Durante el siglo XX, seis escuadras sumaron ocho o más derrotas consecutivas y van cinco que lo realizaron en el XXI: Chiapas acumuló nueve en el año 2019, mientras que los desaparecidos Tecos, Querétaro y Veracruz y el descendido Dorados, ocho cada uno. Ese Gallos Blancos fue desafiliado en el 2004.

En otro capítulo dedicaremos espacio a las marcas individuales, tanto de jugadores como de técnicos.