Ricardo Salazar | Familia futbolística hunde a Chivas

Mismos análisis, diagnósticos y soluciones.

logo

La situación del Club Deportivo Guadalajara estaba entre las extrapolaciones, incluso, antes de ganar el campeonato Clausura 2017. Previo a ese año exitoso, hubo una modificación importante que hizo cambiar providencialmente la curva, la llegada de una mente diferente, nuevos métodos de trabajo y entrenamientos, Matías Almeyda, con él llegó a la cúspide y también comenzó la recta descendente.

Las Chivas no tienen extranjeros porque no quiere, ya que, el reglamento no lo impide. Dicen que los demás clubes les venden caro, mentira, se usa para justificar la falta de inversión. Los expertos aplauden la repatriación de jugadores de medio pelo. Los directivos dejan ir jugadores por consejo de los sabiondos que ven prospectos por donde quiera, contratan refuerzos presentándolos como fuera de serie, los que conocen el vestidor dicen tener gemas en fuerzas básicas y los que hablan bonito llegan como flamantes orquestadores de sueños guajiros.

La realidad del rebaño es la misma del futbol mexicano. En sus mejores épocas y con planteles competitivos, Toluca, ahora Tigres, nunca ganaron un evento internacional. Progresivamente los equipos bajaron el rendimiento en la Copa Libertadores utilizando el pretexto de la saturación, lo mismo sucede con los fracasos anuales en el mundial de clubes, donde no han podido superar a los cuadros europeos o sudamericanos, al contrario, han quedado eliminado por africanos y hasta asiáticos.

La selección no se diga. Con Copa América y Libertadores, nunca llegó al quinto partido. Las matemáticas indican que ese juego soñado de cuartos de final está inalcanzable y se incrementó al 85 por ciento las posibilidades de quedar eliminado en la fase de grupos en la próxima Copa del Mundo, es decir, ni siquiera clasificará a los octavos de final.

Publicidad

En tiempos de apremio surgen los mismos nombres, en consecuencia, se hacen los mismos análisis, diagnósticos y soluciones de antaño cerrando el paso a nuevas alternativas. Después de un cuarto de siglo (1994-2019) de consultar al mismo doctor sin sanar, es imperativa inteligencia cambiar de galeno.

El futbol mexicano abastece al Guadalajara con opiniones, análisis, diagnósticos, soluciones, directivos, directores deportivos y entrenadores. En tiempos pretéritos, las Chivas dominaban el escenario con un límite de cinco extranjeros, en su mayoría, argentinos y brasileños, hoy, está por debajo de escuadras repletas de colombianos, ecuatorianos y peruanos y no hay necesidad de hablar del nivel futbolístico histórico.

Sin tantos jugadores mexicanos en Europa, la selección y los clubes alcanzaron mejores resultados que en tiempos recientes, si a eso sumamos que en su mayoría son suplentes, podemos concluir que están sobre valuados y a la hora de los resultados, todo mundo se deslinda de palabras escritas o habladas, echando la culpa a uno sólo, el directivo, poniendo a funcionar un nuevo el ciclo que acabará como los anteriores, recomendando a los mismos, Tomás Boy es ejemplo de ello.