Renato Ibarra, acusado de supuesta agresión a su esposa

Se abrió expediente contra el ecuatoriano por violencia familiar, el jugador lo negó; América lanzó comunicado al respecto.

logo

La noche del jueves trascendió que el mediocampista ecuatoriano Renato Ibarra fue detenido y llevado al Ministerio Público por supuesta agresión física hacia su esposa embarazada, Lucely Chalá.

Al respecto este viernes el Club América se pronunció por medio de un comunicado oficial a través de las redes sociales del equipo.

Los hechos ocurrieron en la residencia del jugador en Parques del Pedregal y se abrió el expediente de investigación por violencia familiar contra Renato Ibarra TLP-4/C1-1C/D/00585/03-2020.

El viernes, la Fiscalía de la CDMX informó que ya investiga las lesiones “de dos mujeres extranjeras, una de ellas embarazada, como consecuencia de una discusión”.

Publicidad
infographic
infographic

“Una vez que se solicitaron los servicios de emergencia, paramédicos trasladaron a un hospital a una joven de 24 años, para su atención, valoración médica y descartar cualquier complicación en su salud. mientras que una segunda afectada de 31 años de edad, fue diagnosticada como policontundida, y fue atendida en el lugar sin ameritar traslado.

“A los involucrados, tres hombres y dos mujeres, les fueron leídos sus derechos de ley y quedaron a disposición del agente del Ministerio Público, quién determinará su situación jurídica. Asimismo, se ha notificado a la representación ecuatoriana, a efecto de que se les brinde asistencia consular a los detenidos”, informó la Fiscalía de la CDMX.

Su esposa fue trasladada al hospital Ángeles de Pedregal para ser atendida. Junto a Renato Ibarra fueron presentados ante el Ministerio Público cinco personas más, todos de nacionalidad ecuatoriana. Ibarra podría pasar detenido de 36 a 48 horas si no le otorgan el perdón.

Frente a los hechos y la información que comenzó a divulgarse, el jugador negó que haya golpeado a su esposa a través de su cuenta oficial de Twitter.

Publicidad

“Quiero aclarar algunos rumores respecto a que fui detenido por haber golpeado a mi pareja. Esa información es absolutamente falsa”, posteó el jugador del América.

En el comunicado oficial de las Águilas, el equipo reprobó cualquier “conducta violenta, física o verbal y reiteró su compromiso para erradicar cualquier tipo de violencia de género.