Paco Arredondo | Reingeniería profunda en Cruz Azul

Uno de los ideales que se estudia es quizá instrumentar el pago de salarios de acuerdo a resultados.
Lead
Paco Arredondo
Por:
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Los próximos dos meses serán fundamentales para el club Cruz Azul, tiempo en que se pretende tener un panorama claro y preciso de lo que se requiere para el futuro de la institución, teniendo como cabeza de la reestructuración a Álvaro Dávila Alanís, como presidente ejecutivo.

El dirigente, quien cumple apenas un par de semanas en su cargo, ha llegado a La Noria no solo convencido sino decidido a dar los pasos que sean necesarios para estabilizar en todas las áreas al conjunto capitalino, en su proyecto esta signada una reestructuración profunda, donde el aspecto económico será un punto central en todos estos movimientos.

Uno de los ideales que se estudia es quizá instrumentar el pago de salarios de acuerdo a resultados. Aunque estás prácticas ya se usan en el mismo club celeste se cree que este debería ser más equilibrado, ya que por ahora la variable es mayor en el sueldo y no en los bonos extras que se tienen.

El esquema perfecto sería que de un 100 por ciento, el 50 sea el sueldo base y el resto dependería de los objetivos alcanzados, ya sea de manera mensual o semestral. Tratar de alcanzar y concretar este tipo de procesos significaría un paso importante en la naciente administración de la actual dirigencia capitalina.

En términos concretos, sin dejar de tener un equipo competitivo con contrataciones rentables, se buscaría constituir una entidad autofinanciable, ajustando la nómina sin tener que depender en su totalidad del presupuesto que pudiera venir de la cooperativa y lo que se pretende es comenzar a poner orden.

Así está el proyecto de Álvaro Dávila Alanís, quien en las más de dos décadas con los extintos Monarcas Morelia siempre se distinguió por hacer mucho con poco presupuesto y durante todo ese tiempo mantuvo a los exmichoacanos navegando y sin problemas financieros.

SE TERMINA LA ERA CUELLAR

Después de 22 años la era de los Cuellar, Leonardo y Christopher, llegó a su fin en las selecciones nacionales femeniles de México. La dirección deportiva de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) que dirige el exfutbolista Gerardo Torrado, reestructuró el Tricolor Mayor, Sub-20 y Sub-17.

Al representativo mayor llega Mónica Vergara, a la Sub-20 la exgoleadora Maribel Domínguez y a la Sub-17 Ana Galindo. Este movimiento pretende darle una mayor proyección a las selecciones femeniles del país, crear un solo esquema general de juego y preparación.