Paco Arredondo | Negativa la prueba “B” de Pocho

El caso será seguido de oficio por la Agencia Mundial Antidopaje y también FIFA.

logo

Al interior del club Pachuca se respira cierta tranquilidad respecto al caso y futuro deportivo del mediocampista, Víctor 'Pocho' Guzmán, quien hace una semana fue absuelto de la suspensión provisional por el resultado analítico adverso de la muestra de doping que se le aplico en agosto de 2019.

Guzmán reapareció oficialmente en las canchas tras nueves meses y lo hizo anotando el gol del triunfo 4-3 de Tuzos de Pachuca sobre Mazatlán FC el pasado lunes en la cancha del Estadio Hidalgo dentro de la sexta jornada del Torneo Guardianes 2020 de la Liga MX.

Pero el jugador de los hidalguenses aún sigue bajo investigación ya que transcendió que la muestra “B” de la prueba antidoping que se le hizo habría arrojado un resultado favorable para él, ya que salió negativa, pero el caso sería seguido de oficio por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por su siglas en inglés) y por ende también FIFA, entes que se podrían pronunciar al respecto.

Esta situación ha generado cierto hermetismo en la institución hidalguense y en el grupo de abogados de Víctor Guzmán, quienes han preferido mantener toda discrecionalidad sobre el tema porque saben y están conscientes que WADA y FIFA, apegadas a sus códigos antidopaje se podría inconformar sobre dicha resolución y echar abajo la reactivación del futbolista.

Al dar la muestra “B” un resultado analítico no adverso se levantó la suspensión provisional que le impuso en enero de este año el Comité Nacional Antidopaje, por eso, es que Guzmán fue absuelto echando por tierra las versiones de que su sanción había quedado sin efecto luego de cumplirse un año desde que se le hicieron las pruebas antidopaje en la Liga MX.

Algunas fuentes consultadas y que se dedican a temas de dopaje en el deporte advierten que resultaría casi imposible que WADA, FIFA u otro organismo internacional quieran apelar el caso, ya que esta resolución no es consecuencia de un juicio en contra del futbolista tapatío, ya que normalmente apelan cuando el inculpado fue juzgado y absuelto.

Pero sigue la confusión respecto a lo que realmente sucedió en todo este asunto ya que ni el Comité Nacional Antidopaje, Liga MX o Federación Mexicana de Futbol, se han pronunciado al respecto dejando todo a la especulación, así como el grupo de abogados del jugador quienes se apegan a derecho de la discrecionalidad para evitar hablar más del tema por el momento.

Lo que queda es esperar el plazo de 21 días después de que la directiva de Pachuca en un escueto y nada claro comunicado informó que su jugador estaba habilitado para regresar a la actividad, ya que en este periodo se podría dar o no una postura por parte de WADA o FIFA.