Paco Arredondo | La sanción que le espera a Miguel Herrera

La actitud del técnico será catalogada como insulto y no un acto homofóbico.

logo

La actitud del técnico del América, Miguel Herrera, tras el juego ante Cruz Azul no sería calificado como un acto homofóbico sino como un insulto para el árbitro Marco Antonio 'Gato' Ortiz, a quien se refirió como “puto”, y al resto de los integrantes del cuerpo de colegiados como “maricones”, luego de ser expulsado en la recta final del encuentro.

Pese a que el colegiado no consigno el incidente en la cédula debido a que ya había enviado el reporte cuando fue insultado por el estratega americanista, el tema se puede seguir de oficio por parte de la Comisión Disciplinaria o por la queja de la Comisión de Árbitros.

Quizá por la campaña retomada por la misma Federación Mexicana de Futbol (FMF) y la Liga MX para erradicar los gritos homofóbicos en los estadios se podría pensar que el comportamiento de Miguel estaría por encima de los propósitos implementados para terminar con esas manifestaciones, pero para su fortuna sólo se calificarían como insultos.

Publicidad

El siguiente paso de la Disciplinaria será anunciar que se abre una investigación al respecto para realizar todas las indagatorias pertinentes, mismas que irían en recabar la información con videos, notas periodísticas, además de tener la comparecencia de las partes involucradas, ya sea por escrito, vía telefónica o presencial.

Cabe destacar que la disculpa que ofreció Miguel Herrera a Marco Antonio Ortiz vía sus redes sociales, nada influirá en la investigación, menos en el veredicto, y tampoco se tomará como un tema homofóbico, de racismo o discriminación.

Cabe la posibilidad de que Miguel Herrera sea sancionado con cuatro partidos, uno por la expulsión, y otros tres más por los insultos al cuerpo arbitral. También se le aplicaría una multa que iría de los 17 mil hasta los cerca de 820 mil pesos, así que la situación no está nada fácil para el estratega de las Águilas.

Publicidad