Pablo Aguilar pensó en el retiro tras romperse la rodilla

El defensa paraguayo de Cruz Azul reveló que creyó que no volvería a pisar una cancha.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo

El regreso de Pablo Aguilar tras la rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierdo no fue fácil , porque el paraguayo reveló a Marc Crosas que pensó en retirarse durante la rehabilitación. La lesión se dio el 18 de febrero ante Portmore United en la Concacaf Champions League.

“Creo que eso fue lo principal. Tenía otros días, otros horarios, casi no estabas con los compañeros, sinceramente cuando no estás con el grupo, uno como que se siente como alejado. Eso me hizo casi llegar al retiro, porque pensé hasta en eso, creo que todo me jugó muy en contra, pero cuando vuelves nuevamente, ya vas agarrando confianza y se van apagando esos pensamientos malos que uno tenía”, dijo a TUDN

Fueron ocho meses hasta que recibió el alta médica y el fin de semana regresó a jugar con la Sub 20 en la victoria ante Santos Laguna. Aguilar jugó 62 minutos. Ese momento lucía lejano para él, por lo que el estado de ánimo bajó en demasía al grado de pensar que no volvería a jugar jamás.

“Lo pensé y me pegó bastante. Creo que después de la lesión pensé que no iba a poder volver nuevamente a mi vida normal, como futbolista, y después a medida que iban pasando los meses no veía como mucha evolución, porque yo no lo sentía bien, aunque trabajaba bien. El kinesiólogo me decía que iba bien, pero yo no me sentía cómodo, como que sufría en algunos ejercicios, y todo eso me hizo pensar muchísimo. Hablé con mi familia, me apoyaron y me dijeron que fuéramos para adelante, que habíamos salido de cosas peores. Sí me jugó en contra todo eso, pero gracias a Dios puedo decir que eso quedó atrás y me voy sintiendo mucho mejor”.

Pablo Aguilar habla tras superar la lesión: “Pensé en el retiro”

El 27 de septiembre recibió el alta médica por parte de Cruz Azul y de inmediato volvió a entrenar con sus compañeros, algo que lo revitalizó y le hizo creer en una segunda oportunidad dentro del futbol, aunque confesó que tenía miedo por volver a lastimarse.

“Cuando volví a entrenar con los compañeros, fue ese el miedo, ahora ya agarré nuevamente la mano, pero lo principal fue el salto. Cuando volví a entrenar, cuando se iba haciendo normal el entrenar, lo que más me costó fue el salto, después meter, correr, a lo que veníamos haciendo normal; ahí me sentía fuerte, pero el salto me costó. Tengo el impulso como para saltar, pero me daba miedo; eso creo que es de la cabeza, pero ahora, muchísimo mejor. El entrenar con los compañeros a la par me ha ayudado bastante y ahora me siento bastante bien y ahora, a tratar de recuperar el estado físico, agarrar ritmo que es lo más importante”.

Ante los Tigres puede darse el regreso de Pablo Aguilar con el primer equipo de Cruz Azul en la Liga BBVA MX, toda vez que sufrieron la baja de Igor Lichnovsky, quien se fue a jugar con Al-Shabab.

“De estar en los partidos, claro, te da la cosita de que quieres estar ahí, pero estoy muy contento con el equipo. Los equipos así pelean grandes cosas, son los que apuntan a los objetivos que apuntan desde el principio, y que no se ve la diferencia, eso es lo que te deja la diferencia. Ponle que uno, que supuestamente es titular, sale y entra otro y no se nota la diferencia, eso te deja tranquilo y deja fuerte al grupo. Ha hablado muy bien del equipo y del profe, que siempre nos mantiene a todos por igual. Aquí no hay suplentes ni titulares; cualquiera que entre debe demostrar por qué está aquí. En los equipos grandes así tiene que ser y gracias a Dios se ha demostrado así”, finalizó.

Pablo Aguilar se rompió el ligamento de la rodilla