Nicolás Castillo relata lo momentos más difíciles en su trombosis

El delantero de América confesó que llegó un momento en el que “no le importaba nada”.

TUDN.MX
logo

Nicolás Castillo, delantero del Club América, reveló los momentos más complicados que vivió durante la crisis por la trombosis sufrida hace semanas e incluso, afirmó que llegó un momento en el que pensó que no salía de la situación.

“Yo estaba muerto, no me acuerdo de nada, lo único que me acuerdo fue la segunda vez que me empezó a sangrar de nuevo la cicatriz, tenía como 20 puntos en la ingle, veía la sangre y de eso me acuerdo”, dijo en una entrevista vía Instagram Live.

Castillo confiesa el momento en el que creyó que no la contaba

“Estaba en mi casa, y no podía hacer nada, estaba tieso, era muy incómodo, estaba en mi cama, me quise mover un poquito, hice un movimiento como tratar de levantarme y me vuelve a sangrar de la nada, estaba mi familia, estaban todos ya, agarramos y me fui a la clínica, y ahí fue donde la vi negra”, agregó.

Además, el chileno relató cómo fue el proceso de cuando fue trasladado al hospital por última ocasión.

“Yo ya iba perdiendo sangre, de aquí a la clínica, imagínate, sin tráfico son 15 minutos y con tráfico puedes demorar como 40 y mi hermano con mi mamá y mi representante estaban tocando la bocina, yo escuchaba y no avanzaba nada, llegó un momento en el que veía todo blanco, ya iba inconsciente, perdí casi tres litros de sangre, ahí fue cuando el club pidió a la gente que donara sangre”.

Castillo se dio tiempo de agradecer las muestras de apoyo y dijo que, en este proceso, su vida fue salvada, un duro aprendizaje.

Nico Castillo y el apoyo que recibió del Club América

“El tiempo que ya podía tomar el teléfono, responder mensajes de apoyo, uno en ese momento estaba quebrado, lloraba por todo, me salvaron la vida, no lo voy a olvidar jamás, estar en una camilla era un avance, estar con vida, con mi pierna, para mí era apoyo, ya no me importaba nada. Los mensajes me ayudaron mucho, no me sentía solo, estaba con mi familia, el apoyo del club ha sido incondicional, los dirigentes, cuerpo técnico, mis compañeros, ha sido fundamental para lo que me ha tocado vivir acá”.

Por último, el andino dejó en claro que lleva su fase de recuperación de una forma lenta, poco a poco.

“Me he sentido bien, ha sido lento ya que el músculo sufrió cuatro operaciones, sangrado, infarto, tengo una pierna dura como un palo, entonces me ha costado mucho, y con el kinesiólogo que viene del club me ha ayudado a tratar de movilizarme, con suerte puedo doblar un poco la rodilla, trato de entrenar lo que más pueda en mi casa, la semana pasada había mejorado mucho, había tenido movilidad y ahora estoy un poco más de molestia y estoy bajando el trabajo, lento, haciendo lo que más se puede”.

_LMX_AME_PUE_

Así vivió el Apertura 2019 Nicolás Castillo

Osvaldo Aguilar/MEXSPORT

1 / 13