Nahuel Guzmán felicitó por error a Julieta Venegas por estar 'embarazada'

El portero de Tigres recordó su equivocación en donde Agustín Marchesín estuvo presente.

PATY TERÁN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El portero de Tigres, Nahuel Guzmán, recordó a través de una curios publicación en Instagram cuando vivió momentos de vergüenza en el aeropuerto de la Ciudad de México luego de encontrarse a la cantante Julieta Venegas, a quien felicitó por estar embarazada y la artista le respondió: “No, soy así panzoncita”.

El ‘Patón’ Guzmán relató la anécdota que tituló “Limón y Sal” como uno de los éxitos de la cantante mexicana y la cual presenció el arquero del Porto, Agustín Marchesín, quien fue el que tomó la fotografía que posteriormente el arqueró compartió.

Nahuel y Marchesín se dirigían a Argentina y se encontraron a la cantante, también comentó que momentos después se reencontró con ella de camino al baño del hotel, pero la artista lo ignoró, por lo que entendió su reacción y reconoció que aprendió “que los vestidos largos ajustados en la cintura no son solo para embarazadas”.

EL RELATO COMPLETO DE NAHUEL

"Limón y Sal. Aeropuerto de la CDMX, con destino a Argentina, en familia. Veronica Nochetto (su esposa) me advierte de la presencia de una famosa en la fila, me giro. Era Julieta Venegas, la flaquita que aparecía por MTV (programa musical) cuando era chico, ahí estaba, a 3 metros de distancia.

Por ahí cerquita andaba Agustín Marchesín, le pido que me saque una foto… seguro él se va a acordar esta hermosa historia. Me le acerco con todo el carisma y la simpatía que me caracteriza, le pido una foto y ella accede amablemente. Una genia. Tan pero tan genia y simpática, que me animé a ir por más. Alguna idea extraña me puso en el papel de amigo. Nos acomodábamos para la foto...

- ‘Felicitaciones’, le dije.
- ‘Por qué?’, me respondió sorprendida.
- ‘Estas embarazada...’

Papelón. Vero me mira atónita, con cara desorbitada, Marche suelta una carcajada que no impide que la foto salga con bastante buena calidad (no habría otra chance de foto). ‘No, soy así panzoncita’, ajustició con puñales en los ojos. Sin darme más opción que una retirada inmediata.

Las sonrisas estaban claramente adulteradas, la mía y principalmente la de ella. Lo demás...murmullo. Algo en mi falló aquella vez. Vero dice que es por querer hablar más de lo necesario. Para mí fue solo un intento fallido, un mal presentimiento. Pero me sentí raro.

Aunque pensándolo bien, algo hubo aquella vez... las dudas invaden mis recuerdos. Lo doloroso vino después. 10 mil pies de altura. Nos cruzamos camino al baño, era mi oportunidad de disculparme. Me ignoró.

Clara señal de rechazo ante un hecho tan explícito. El rostro de alguien que hace una declaración como la mía no se olvida en 20 minutos. No hacía falta más palabras, agaché la cabeza y caminé.

Ese viaje me enseñó muchas cosas, entre ellas, que los vestidos largos ajustados en la cintura no son sólo para embarazadas...”, compartió Nahuel Guzmán en Instagram.

Casual, juegas reta de Fut 7 en Monterrey con Gignac