Marcelo Leaño: "No estamos dando los triunfos que la afición merece"

El técnico de Chivas destacó el juego de Macías y cree que está cerca de su mejor nivel.
Leaño se siente en deuda con la afición de Chivas
Por: Zaritzi Sosa
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido
El técnico de Chivas, Marcelo Michel Leaño, dijo tras el empate en el duelo ante Atlas que sabe que están fallando al apoyo de la afición rojiblanca, pero quiere revertirlo en alegrías.
“No estamos contentos, no estamos satisfechos, no estamos dando los triunfos que la afición merece, pero estamos muy comprometidos en lograrlo, vamos a tener convicción, entusiasmo, seguro podremos darle alegrías a la gente, hoy no pudieron llevarse la alegría del triunfo y eso no nos tiene contentos”, expresó.
Fue cuestionado por mantener a José Juan Macías en la banca y Leaño aclaró que ve cada vez mejor al atacante mexicano y muy cerca de estar en su mejor versión, por lo que poco a poco tendrá mayor cantidad de minutos.
“José Juan cada vez está mejor, no hizo pretemporada con nosotros, pero cada vez está más cerca del nivel que le conocemos, va a tener más minutos con el pasar de tiempo, logró ser una referencia en el ataque a las espaldas de los centrales, tuvo la capacidad de hacer una asistencia en el gol de Alvarado, lo que me pone contento por ambos y tuvo otras oportunidades que con un poquito de empuje hubieran sido gol, tenemos que ser capaces de matar a los rivales, tenemos que ser todos mejor, no solo él, sino una mejor versión”, indicó.
Acerca de la confrontación que tuvieron antes del medio tiempo , el estratega dijo que son acciones que se quedan en la cancha por la calentura del encuentro, pero que finalmente terminó el duelo estrechando la mano.
“Creo que evidentemente los clásicos siempre despiertan mucha pasión, hay una rivalidad positiva dentro del campo, hay dos equipos que se juegan el honor, el prestigio de la ciudad.
Es natural que esté lleno de emociones, platicamos con los jugadores que tenemos que ser ejemplo, ser capaces de dejar las cosas dentro del campo y más allá de las emociones los dos equipos se comportaron a la altura que este tipo de partidos requiere, al final los jugadores estrecharon la mano, mandando un mensaje claro de que la violencia no tiene lugar en el futbol”, apuntó.