Ivan Marcone se encariñó con Cruz Azul y fue clave en su carrera

El argentino solo estuvo un año en México, pero eso fue suficiente para quedar marcado

DIEGO BENAVIDES
logo

Iván Marcone, mediocampista del Elche de LaLiga en España, recuerda con un cariño especial su paso por Cruz Azul tras considerarla una etapa vital que le permitió crecer futbolística y personalmente al grado de ser seleccionado por Argentina Boca Juniors y estar en Europa.

“Cruz Azul fue un salto muy importante porque también me hizo crecer en lo personal, en la maduración, el irme por primera vez de mi país, una cultura nueva, un país que no conocía, un club inmenso, Cruz Azul es un club inmenso que también estoy muy agradecido y disfruté al máximo el tiempo que estuve", confesó el futbolista argentino.

El sudamericano únicamente disputó 30 partidos oficiales con la Máquina entre Liga y Liguilla (24) más seis de Copa MX, aunque eso fue suficiente para que mencione con un cariño especial hacia el club de la Liga BBVA MX.

“Estar en Cruz Azul me llegó la oportunidad de estar en Boca Juniors, que todos sabemos lo que significa a nivel mundial, me ha costado mucho trabajo, pero lo he disfrutado y una cosa llega a la otra, con trabajo hoy estoy acá y por eso estoy agradecido tanto a Boca, con Cruz Azul, Lanús y Arsenal porque mi presente en parte se lo debo a ellos”, expresó Marcone en entrevista para el Elche de España

Marcone cumplió su sueño de jugar en Europa y admite que está disfrutando el momento que vive y siempre busca exigirse su mejor nivel.

“Es una liga a nivel mundial muy linda, de las ligas elite, donde todo jugador quiere jugar. En mi caso lo estoy disfrutando mucho, estoy muy contento y es una exigencia máxima cada partido que tenemos contra todos estos rivales que tienen a muchos jugadores de jerarquía, así es que siempre hay que exigirse al máximo en lo personal para estar a la altura", aclaró el argentino.

Finalmente comparó lo que vivió en Sudamérica con toda la estructura en Europa y reveló las diferencias, aunque sabe que, si el objetivo es jugar futbol, lo hará en cualquier parte del mundo.

“Hay muchas diferencias, lo principal es que es una liga elite donde la infraestructura de los estadios, el orden de los equipos, la educación que se puede ver alrededor del campo de juego, están muy avanzados a nivel de Sudamérica. Hay muchos niveles de mucha jerarquía, de gran calidad, que quizá no frecuentan tanto en Sudamérica por una cuestión lógica de los países y continentes que somos cada uno. Hay mucha diferencia, pero a la hora de jugar uno tiene que tratar de hacer lo mismo estando aquí o allá”, finalizó.