Ignacio Ambriz vislumbra renovación de contrato con León

Piensa que juzgaron antes de tiempo a su equipo y han respondido con buenos resultados.

DIEGO BENAVIDES
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Ignacio Ambriz manifiesta buena relación con la directiva del Club León y asegura que ese tema no le quita el sueño, pues está enfocado en el bicampeonato con los Panzas Verdes.

"De mi contrato las cosas van bien, estoy tranquilo, todo va por buen camino. Me queda hasta mayo (para firmar) porque estoy muy contento en la ciudad, con el equipo y con la familia Martínez. Se apuran más ustedes que yo, estoy en manos de los Martínez, tengo una buena relación con ellos, no me inquieta ningún equipo, quiero luchar por un bicampeonato y por qué no aparecer en una final de concachampions, no me inquieta lo del contrato, vamos por buen camino", aseguró Nacho.

Por otra parte, Ambriz ironiza con que las personas se equivocaron con las críticas para su club, ya que han demostrado callar bocas con buenos resultados, e incluso ya hilaron su cuarto triunfo en fila .

"Al principio cuando perdimos decían que éramos un desastre, nos criticaron pero no éramos tan malos como pensaban. Tampoco somos tan buenos pero hemos mostrado regularidad, hay muy buen ambiente en el vestidor y han subido su nivel futbolístico. Queremos calificar, sabemos lo que nos jugamos, ahora a pensar en Toronto",

El entrenador del actual campeón del futbol mexicano no considera tener un equipo separado entre titulares y suplentes. Además, externa plena confianza en la alineación que ponga.

"Muchas veces se habla de si titulares o suplentes, nunca lo valoro así, los 11 que jugaron estaban convencidos de tener que ganar para no alejarnos de los primeros 5 lugares. Eso nos permite agarrar confianza, es cierto que el miércoles nos hubiera gustado ganar, pero el hubiera no existe. Iremos a buscar a Orlando el resultado que nos permita avanzar a la segunda ronda", concluyó el DT.

¡Partidazo! León vence 1-3 al Atlas en un duelo de golazos y polémica