Hugo Salcedo | ¡Gracias Atlas!

La noche del domingo fue muy especial en mi vida laboral y también como aficionado al futbol.
Lead
Por:
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La noche del domingo fue muy especial en mi vida laboral y también como aficionado al futbol.

Jugar por primera ocasión en la historia una final de vuelta representó el marco ideal para vivir una noche que sin duda será irrepetible.

Mi afición por Atlas y estar presente en la transmisión que ponía cerrojo final a esta temporada fue una espectacular combinación de emoción, ilusión, alegría, nervios y desde luego compromiso por hacer junto a mis compañeros, las más parcial de las transmisiones.

Espero haberlo logrado, ya que tengo que reconocer qué hay diversos momentos posteriores al penalti que otorgó el título a los rojinegros de los cuales no tengo el recuerdo exacto de cómo sucedieron.

Por mi mente desfilaron innumerables momentos que he vivido a lo largo de mi afición al Atlas.

Viajar cientos de veces a Guadalajara y otras ciudades para estar siempre ofreciendo apoyo incondicional al equipo.

Viajes de todo tipo, a veces con los recursos y otros no tanto, sin importar qué se vivieron más momentos oscuros durante los últimos 20 años.

Por esto lo del domingo fue tan especial, llegar a una final hace apenas unos torneos era una utopía absoluta, las más grandes batallas qué los rojinegros ganaban era por no descender y a vencer ganar algún clásico tapatío.

En los ojos de cientos, tal vez miles, de aficionados pude ver esa ilusión que despierta este equipo, ganar el título de liga vale mucho, pero vale aún más saber que se está trabajando para que no sea uno solo.

Los cimientos sólidos que se han elaborado nos hacen emocionar con la actualidad y soñar con lo que seguramente vendrá en los próximos todos.

Con todo esto no me queda más que decir 'gracias Atlas', estamos listos para seguir viviendo increíbles noches como la del pasado domingo.