Harold Lozano prefirió al Pachuca por encima del Manchester City

El colombiano fue campeón con los Tuzos en el Apertura 2003 luego de que Calero lo convenciera de firmar en México.

logo

Harold Lozano tuvo dos pasos cortos, pero exitosos en la Liga MX, uno de ellos marcado por la decisión de preferir al Pachuca por encima del Manchester City y su oferta.

Su destino pudo ser diferente ya que estuvo cerca de firmar con el cuadro inglés y el Portsmouth de la Premier League, pero Miguel Calero lo convenció de llegar al futbol mexicano.

“Resulta que yo termino campeón de la Copa del Rey, estaba en Mallorca y fueron muchos empresarios de Inglaterra. Estaba el del Portsmouth, el del Manchester City, que aunque no era el de ahora, era un equipo de tradición y había otro equipo que no recuerdo. Llegaron todos al hotel Meliá (en Mallorca) y estaba hablando con ellos y estábamos haciendo las negociaciones”, comentó Lozano, quien terminó campeón con los Tuzos en el Apertura 2003 ante Tigres.

Félix Fernández se desbordó en elogios para Miguel Calero

“En ese momento Miguel Calero me llama y me dice: ‘¿Negro, te quieres venir al Pachuca?' Y yo le dije 'pues yo estoy acá en Europa, pero si me va a ofrecer algo mejor me voy para el Pachuca'. Y allí él me dice ‘entonces aguarda, no firmes con nadie que el presidente del Pachuca va a estar allá’ y llegaron Jesús Martínez y Andrés Fassi.

Publicidad

"Yo tenía todo en stand by y el presidente de Pachuca me dijo de manera muy jocosa: ‘Hola cabrón. Miguel Calero te quiere tener allá, cabrón (en Pachuca), pero Mallorca es una isla muy bonita, está cómodo’. Y yo le dije, 'pues ya ves, tráteme bien' y él me respondió ‘a ver, ¿cuánto te quieres ganar?' Y ahí llegamos a un arreglo y fue cuando decidí irme para Pachuca, gracias a Miguel”, recordó Lozano, quien también destacó que le temían a Calero en México.

“A Miguel todo el mundo lo quería, no solo Pachuca, lo quería todo México porque era una persona intachable y se ganó el cariño de los mexicanos”, concluyó Lozano, quien también pasó por el América en 1996, temporada en la que el mediocampista anotó siete tantos.