Francisco Arredondo | Indicador futbolero: Miguel Mejía Barón cerca de Lillini

lillini

FRANCISCO ARREDONDO
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El arribo del doctor Miguel Mejía Barón como vicepresidente deportivo de Pumas tendría como primer objetivo estabilizar en todos los aspectos el presente universitario, colaborar desde su cargo para superar la actual crisis de resultados y credibilidad que atraviesan, y alcanzar un sitio entre los involucrados en la lucha por el título del Grita México Apertura 2021 .

Mejía Barón regresó al cuadro auriazul a más de una década de distancia cuando fue cesado como estratega, retomó su actividad dentro del futbol profesional en 2014 como parte del equipo de trabajo de Ricardo ‘Tuca’ Ferretti en Tigres como uno de los principales asesores del entrenador brasileño.

Tener ese rol es algo que siempre ha gustado al extécnico de la Selección Nacional en la Copa del Mundo de Estados Unidos ‘94, pese a los momentos que vivió como máximo responsable en el Tricolor o clubes, él siempre ha señalado que es una labor que disfruta desde que la desempeñó en sus inicios precisamente con los universitarios.

Mejía Barón, quien es dentista de profesión y guarda un molar que extrajo a Hugo Sánchez y Enrique Borja, sabe que el rol que ahora le toca ejecutar en el cuadro universitario será fundamental para darle confianza no sólo a los directivos o jugadores, sino al mismo técnico Andrés Lillini.

Una de sus filosofías es que el director técnico se sienta respetado por los dirigentes, cree que ese es uno de los principales aspectos a cubrir y es, quizá, por esas razones por las cuales es habitual verle en los entrenamientos del equipo, para estar cerca de Lillini y los jugadores.

El doctor es un histórico del equipo del Pedregal, pero también del futbol mexicano, un personaje quien, a sus 77 años de edad, aún tiene todavía mucho que aportar, máxime si se trata del equipo que lo formó y proyectó en el profesionalismo, en el cual no se limitará en ningún esfuerzo para ponerlo en los primeros lugares de la Liga BBVA MX .

A Pumas llegó un hombre que, pese a su fama e importancia en el futbol mexicano, siempre ha gustado de manejar un perfil discreto, lejos de los reflectores, es un personaje que pondera el diálogo y la comunicación, pero también es un tipo que tiene a la disciplina como parte esencial de sus éxitos.

Miguel Mejía no suele asumir una actitud de protagonismo y ese aspecto será importante para que la realidad de Pumas cambie poco a poco con su apoyo y asesoría no sólo para Andrés Lillini, sino para todos los que actualmente tienen un rol en la estructura universitaria.