El Súper clásico de Chicago inició 'muy mexicano'

América presentó una alineación muy relacionada a la tradición de Chivas.

logo

En Chicago se vivió una edición más del Clásico Nacional entre Guadalajara y América con la peculiaridad de que el conjunto azulcrema comenzó el encuentro con 10 mexicanos en su alineación titular.

Entre lesiones y seleccionados por sus repectivos países, Miguel Herrera tuvo que echar mano de sus varios elementos juveniles surgidos de fuerzas básicas para suplir las ausencias, siendo el argentino Emanuel Aguilera, el único extranjero que arrancó el partido.

Para la segunda mitad, Aguilera salió de cambió por César Osuna y el juego, desde ese momento, solo tuvo elementos mexicanos en la cancha.

Publicidad

Chivas, fiel a su tradición, únicamente utiliza futbolistas que cuenten con la nacionalidad mexicana por nacimiento, como el caso de Miguel Ponce, quien fue inicialista por la banda izquierda, nacido en California pero de padres 'aztecas'.