El día que cambió la vida de Darwin Quintero en Santos

Laura Irarragorri, presidenta de Guerreros de Corazón, contó cómo es el servicio social de los futbolistas.

RAÚL GARRIDO
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Laura Irarragori, presidenta de la Fundación Guerreros de Corazón, habló de la importancia de concientizar a los futbolistas sobre los problemas sociales y se atrevió a contar una anécdota imperdible con Darwin Quintero.

“Yo siempre cuento el caso de Darwin Quintero que en Querétaro íbamos a ir a un Orfanatorio, él no quería ir. Estaba en el coche, venía yo con mis hijos, él venía furioso y venía contándomelo, “Laura no puedo creer, estoy cansado”, y venía furioso. Y yo le decía, Darwin te tocó, no hay más. Y vienen mis hijos y venimos nosotros.

“Llegamos ahí y él se enamora de un bebé que habían encontrado en un basurero cuatro días antes, y toda la visita él se queda cargando a este bebé. Terminando la visita, él ya quería adoptar a este bebé, estaba realmente realizado.

“Tú sabes cómo son los trámites con gobierno y con el DIF, finalmente no se pudo, pero él juntó un trailer de pañales, comida, juguetes y lo mandó a Querétaro. Ahí empieza esa transformación del corazón, y al año siguiente, me llega un mensajito y me dice 'Laura, jugamos contra Querétaro, no me tocó ir, quiero ir' pues vente.

“Ahí es cuando dices, lo estamos haciendo bien porque les estamos dando las herramientas para que ellos vayan, para que ayudan y para que vivan esto y eso es lo más gratificante del mundo".

Para Laura Irarragori es importante que el futbolista entienda que si bien es una figura pública, también es un ser terrenal, una persona como cualquiera y debe aprovechar su exposición para ayudar a la gente y cambiar la vida de las personas.

¡Clones! Chica adolescente y su increíble parecido con Carlos Acevedo