Cuauhtémoc Blanco se imagina muchos goles en una dupla con Gignac

La leyenda del América y del Tri fue invitado al podcast de TUDN “La Pelota Al Que Sabe”.
placeholder
Cuauhtémoc Blanco asegura que "metería millones de goles" con Gignac
Por: Paty Terán
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Cuauhtémoc Blanco, leyenda del América y de la selección mexicana, fue el invitado de lujo del podcast de TUDN “La Pelota Al Que Sabe”, en donde habló de diferentes temas, entre ellos, el legado que ha dejado André-Pierre Gignac en Tigres.

El Cuauh consiguió imaginarse en una mancuerna con Gignac y aseguró que si les hubiera tocado jugar juntos hubieran sido imparables en los goles y sin duda, el temor de todas las defensas de la Liga BBVA MX.

“Meteríamos millones de goles yo creo. Se me hace un buen jugador, uno de los mejores extranjeros que ha traído Tigres, acuérdate que también tenían un excelente jugador y que lo dejaron ir que era Kléber Boas y que en Veracruz y América funcionó conmigo muy bien, hicimos una buena mancuerna.

"(Gignac) Ha metido muchos goles en Tigres y yo creo que Tigres se ha ganado su respeto”, comentó Cuauhtémoc en entrevista con Alex de la Rosa y Aldo Farías.

El último gran ídolo del América dijo que el problema más grande que hay en el futbol mexicano es la alta cantidad de extranjeros que le priven la oportunidad de jugar a los jóvenes mexicanos.

“Yo lo he dicho muchas veces: que no haya tantos extranjeros. Le deben de dar oportunidad a los jugadores mexicanos, se me hace una exageración. Créeme que yo lo viví cuando llegué al América, yo pensé que ya estaba para jugar a los 20-21 años.

"No me daban chance de jugar porque decían que tenían que meter a (Marcelo) Barticciotto porque les costó un dineral, y también porque los entrenadores no tienen tanto tiempo para jugársela con los chavos, pero yo creo que es una de las mayores injusticias que hay en el futbol mexicano”, indicó.

Blanco, quien es gobernador del estado de Morelos desde el 2018, negó que se arrepiente de entrar en el mundo de la política, aunque a diferencia del futbol, no hay un lado divertido en su cargo.

“Híjole, eso está bien cabrón (encontrar un lado divertido). Esto sí es muy difícil, hay muchas peleas entre la clase política, como yo soy un ciudadano, no le gusta a los políticos que un ciudadano gobierne y estos sinvergüenzas que se han robado mucho dinero, pero estamos aquí trabajando, haciendo lo que otras administraciones no hacían y estamos echándole ganas.

“Me gustan los trancazos y por todos lados me llueven, así es la política, para esto hay que tener muchos pantalones y cuando haces las cosas bien siempre va a ver un Dios que siempre te estará apoyando en todo momento”, señaló.