Cuatro años después, Chivas vuelve a Puebla rozando el descenso

Una visita al Olímpico de la BUAP para medirse a La Franja fue la última ocasión que Guadalajara fue último del cociente.

logo

La visita del Club Guadalajara a Puebla para vérselas con los camoteros por la jornada tres del Apertura 2019 no será un partido cualquiera: se cumplen cuatro años de la última vez que los tapatíos sintieron el calor de las llamas del descenso.

Era la jornada diez del ya lejano Clausura 2015, cuando el equipo entonces dirigido por José Manuel “Chepo” de la Torre visitó la Angelópolis. Pero el partido fue celebrado en el Olímpico de la BUAP, pues el Estadio Cuauhtémoc estaba bajo remodelación.

Puebla se adelantó por medio de Luis Gabriel Rey al cobrar una pena máxima cometida sobre Flavio Santos. A falta de 20 minutos, Chivas estaba en el fondo del cociente, debajo de Leones Negros.

Sin embargo, Erick “Cubo” Torres acabó ingresando al minuto 60 para anotar el doblete del 2-1 y redondear la noche más importante de su carrera como futbolista profesional. Chivas no descendió.

Publicidad

Cuatro años después, el Guadalajara se halla en una situación bastante similar.

Es penúltimo solamente por encima del Veracruz y aún una victoria de los dirigidos por Tomás Boy en el Cuauhtémoc no sería suficiente si los Tiburones Rojos vencen a Necaxa el sábado en Aguascalientes.

Y es que los jarochos cuentan con cociente nuevo tras pagar los 120 millones de pesos más iva por concepto de permanencia en Liga MX.
En caso de vencer a los de José Luis Sánchez Solá, el Rebaño precisa que el Querétaro no gane en el Corregidora ante Cruz Azul. Ganando, el Guadalajara llegaría a 77 puntos mientras que Gallos Blancos, en estos momentos, cuenta con 75 unidades.

Aunque en la lucha por el cociente todavía queda mucho camino por recorrer, una derrota de Chivas facilitaría las cosas para aquellos equipos que tienen la misma cantidad de partidos. Hablamos de Atlas, Querétaro y el mismo Puebla. Los camoteros tienen un aliciente adicional.

Publicidad

Será un partido de poder a poder por la permanencia en el máximo circuito. Mientras la visita arriba motivada por haber superado a Tigres, los locales no desmerecen, tras doblegar 2-0 al Betis de España en su 75 aniversario.