Álvaro Cruz | Cuando la mula es mula, aunque la carguen de santos

Gustavo Matosas se aburrió y cambió por el mejor postor.

logo

Para qué hacerse bolas con tanto dime y direte, Gustavo Matosas está aburrido y ya no quiere dirigir a los Ticos. Dice que no llegó por dinero a la Selección, pero por dinero se va. Un santo le pagó más que otro: San José de Costa Rica se quedó cortito ante San Luis, y aburrido de ver la misma cifra cada mes, decidió que la “pura vida” está en las arcas potosinas.

“Mucho más que Poncho” va a ganar Gustavo Matosas con el Atlético San Luis, me aseguraron; mientras a Sosa se la hacen de cuento para pagarle su indemnización de dos años contractuales, que se redujeron a uno por las letras chiquitas en el documento.

Poncho revalorizó los 1.5 millones de Dólares que pagó el Atlético de Madrid por la franquicia a 30 mdd, con el ascenso en dos temporadas. Ahora, lo mandan a la ventanilla cerrada para que pase a cobrar su finiquito.

Publicidad

Por el otro lado, un emisario potosino viaja este jueves rumbo a Costa Rica para reunirse con el técnico uruguayo, firmar su contrato y hacer oficial el fichaje. Este lunes arriba a San Luis Matosas para ser presentado como nuevo timonel.

En febrero de este año entrevisté a Miguel Ángel Gil, CEO de los colchoneros; fue claro en su intención de ayudar al futbol mexicano. Criticó los derechos televisivos en la Liga MX y diversos procedimientos directivos.

Le pregunto, señor Gil. ¿El negocio a ultranza con agentes de futbolistas y el despido intempestivo de un técnico que antepuso la disciplina sobre el dinero, es una manera de apoyar el crecimiento de la liga?

Publicidad

De santo a santo brincó Matosas, y eso me hace recordar un popular refrán: “Cuando la mula es mula, aunque la carguen de santos”.