Cruz Azul y sus fichajes fallidos de los últimos años

Paulinho Bóia se una a una lista selecta para La Máquina de no acertar o cerrar a sus refuerzos.

logo

Paulinho Bóia se convirtió este miércoles en un fichaje fallido de Cruz Azul por no pasar las pruebas médicas, pero no ha sido el único en los últimos años para la directiva de La Máquina.

Además de que refuerzos se les han caído por el tema física, han existido otros casos donde las negociaciones parecían llevar buen curso y que al final no se concretaron para que el jugador llegara a la Liga MX .

Martín Arzuaga: Fue el primero del Siglo XXI al cual se le detectó un problema en la rodilla izquierda. El colombiano ya tenía todo arreglado con Cruz Azul y se canceló la transferencia.

Wason Rentería: El sudamericano llegaría como gran refuerzo para el Apertura 2011 y entrenaba con normalidad con el equipo, pero un análisis profundo se le vio un problema en un pulmón y ya no fue viable el fichaje. El colombiano demandó a La Máquina, aunque la misma no prospero.

Publicidad

Lucas Moura: El jugador fue ofrecido a Cruz Azul en 2013, pero en ese entonces Guillermo ‘Billy’ Álvarez no le vio nivel para jugar en México.

Carlos Lizarazo: El caso de este jugador fue diferente al resto, pasó las pruebas médicas, fue presentado, ofreció conferencias de prensa, pero una lesión que era de dos semanas se prolongó a todo el Clausura 2015 y salió sin pena ni gloria del equipo.

Alejandro de la Rosa: “Cruz Azul volvió a sus andadas”

Guilherme Gusmao: El brasileño pasó las pruebas médicas para el Apertura 2015, pero finalmente no llegó a un arreglo en la parte contractual. Sin embargo, la razón no fue esa sino que el jugador venía con un pasado de 16 lesiones en los últimos años y la directiva no se arriesgó.

José Juan Macías: El ahora delantero de Chivas fue ofrecido primero a Cruz Azul que a León, pero los cementeros no respondieron a tiempo y se quedaron sin JJ.

Publicidad

Lucas Cavallini: El canadiense estaba a nada de llegar como el delantero estelar de La Máquina, pero la directiva prefirió traer a Brayan Angulo y el exdelantero de Puebla ahora está en la MLS.

Aké Loba: Su representante pedía cerca de 8 millones cuando ya había un prearreglo y la transferencia terminó por no darse.

Paulinho Bóia: El brasileño hizo pruebas médicas de cara al Clausura 2020 y se le detectó un problema de rodilla, por ende, su contratación no se realizó.