Alan Cervantes descarta ser como Kevin de Bruyne

El mediocampista de Chivas se sacude comparaciones, quiere tener su propio estilo que le lleve al futbol europeo

logo

Alan Cervantes, mediocampista de Chivas, descarta tener algún parecido en el estilo de juego con el belga Kevin de Bruyne, del Manchester City, e indicó que prefiere conservar su propio estilo para generarse una identidad y en algún momento dar el salto al futbol europeo; sin embargo, el comparativo, de alguna forma, lo halagó.

“No me gustan las comparaciones, siempre he preferido que el jugador o la persona sea ella misma, no quiero me quiero comparar con nadie, soy Alan Cervantes, tengo mi estilo de juego, tal vez muy parecido a cierto tipo de jugadores, pero bueno eso es muy diferente a ser como el jugador.

“Mis metas, mis objetivos, es ser campeón con Chivas, ser referente y de ahí poder emigrar al Viejo Continente para tener una carrera similar a la de él”, indicó este viernes en conferencia de prensa previo al partido de la Jornada 4 ante Atlético de San Luis este sábado en Guadalajara.

“Claro que me motivó, obviamente no lo esperaba, pero por supuesto que me puso muy contento, me llenó de confianza, pero a la vez me llenó de responsabilidad el saber que debía responder a esa comparación. En esa parte, me pudo afectar un poco porque de repente sentía más presión y más responsabilidad, pero es de cada jugador, con el tiempo, con la experiencia y madurez lo aprendes a manejar de la mejor manera y eso al final te ayuda para crecer”.

Publicidad

Acerca de la presión del equipo por su ubicación en la tabla del descenso, donde aparece en la penúltima posición, sólo por arriba del Veracruz, indicó que ese nivel de presión siempre ha existido en el equipo.

“Creo que de alguna manera esto es Chivas y presión siempre hay por todos lados, que si ganamos, perdemos, si jugamos bien o mal si metemos uno o metemos tres presión siempre hay y la hemos sabido manejar, es la perspectiva de enfocarnos en lo que cale la pena y no pensar en lo que Chivas no es que es pelear el descenso, sabemos que esta ahí y que si se pierde habrá consecuencias, pero si cambiamos el enfoque de estar en los primeros 8 no nos quita la presión, pero nos motiva a pelear por algo importante”.