Arlindo confiesa que robaron balón del primer gol del Azteca

El anotador del primer gol del Estadio Azteca revela también el paradero de la camisa que usó ese día.

logo

Arlindo Dos Santos, anotador del primer gol en la historia del Estadio Azteca, reveló que el balón de aquella histórica anotación está extraviado.

En exclusiva con TUDN, el brasileño confesó lo sucedido con la camisa que usó en ese histórico 29 de mayo de 1965 y con el balón.

“El doctor Armando Guzmán me operó en 1965, después del partido yo le entregué la playera, le mando saludos a la familia, la playera está con ellos. El balón, que tenía todas las firmas de los jugadores del Club América que participamos ese día, lo robaron, cuando llegué a Brasil estaba extraviado”.

Arlindo lo recuerda: “Fue un gol a la altura del Estadio Azteca”

Además, Arlindo suplicó ayuda divina por anotar ese gol días antes de la inauguración del Azteca (en un duelo que América y Torino empataron 2-2) ya que reveló una curiosa anécdota que implica a Didí, quien a su vez fue el anotador del primer gol en la historia del Maracaná.

Publicidad

“Días antes yo ya vivía la emoción de esta inauguración, yo era el sustituto de Didí tanto en el Botafogo como en la Selección de Brasil, él fue el que anotó el primer gol del Estadio Maracaná, algo que supe 15 o 20 días antes de la inauguración, pedí ayuda las 25 horas del día a partir de ese momento y que yo quería seguir como el sustituto de Didí, que tuviera esa oportunidad”.

También dejó en claro que solo él puede presumir una distinción como la de ser el primero en el coloso, a pesar de que el recinto de Santa Úrsula ha visto a grandes goleadores.

¿Cuántos oficios tuvo Arlindo antes de anotar el primer gol del Azteca?

“Gracias a Dios eso está tatuado en mi memoria, creo que fue un gol exactamente a la altura del Estadio Azteca, fue tan bonito e importante como el Estadio Azteca. Carlos Hermosillo, Enrique Borja, Zague, metieron muchos goles en el Estadio Azteca, pero ninguno iguala a este”.

Moises Munoz

¡América monumental! La noche del milagro de Moisés

Eduardo Verdugo/AP

1 / 14