Antonio Nelli | Los apuros del campeón

Monterrey debe apostar por la continuidad de Mohamed hoy más que nunca.

ANTONIO NELLI
logo

De todos los escenarios previstos para el campeón de un torneo, lo que le está pasando a Rayados está fuera de proporción. El cierre de año tan agitado que tuvieron los regios en lo que respecta a Liguilla y Mundial de Clubes hacía viable que no tuvieran el mejor de los arranques en el Clausura pero nadie imaginó una debacle de este nivel.

Rescatar tan solo tres puntos de 21 es un récord apenas imaginable para equipos como en su momento lo fue el Veracruz, pero nunca para una plantilla de este nivel jugadores y que es la más costosa de la Liga MX.

Toda la alegría del campeonato y del buen papel que se hizo en Qatar se ha venido al suelo y sobre todo ha generado mucha confusión porque es complicado explicar las razones concretas por las que el equipo solo ha obtenido tres empates en siete juegos.

Primero se pensó que el tema físico era factor, después se habló de una cuestión mental y ahora me parece que ya no hay argumentos muy específicos. Es el raro fenómeno que pasa en el futbol donde los mismos jugadores, intentando ejecutar la misma idea del torneo anterior y dirigidos por el mismo entrenador parece que se hubiesen reunido ayer para conocerse.

Revisando a detalle los partidos, sobre todo los más recientes, vemos a un cuadro de Rayados que genera opciones de gol, lo cual era una de sus grandes virtudes, pero en el presente no está teniendo la contundencia que se requiere para ganar.

Considero que hoy más que nunca, la continuidad de Mohamed debe estar garantizada porque es quien mejor conoce a su plantel y es el que más rápido podría encontrar las soluciones a la problemática actual.

En el futbol, la derrota es muy mala consejera y provoca todo tipo de reacciones que deben contenerse adecuadamente para no dejar que la mala racha continúe y empiece a generar otros asuntos extra cancha.

El 'Turco' tiene el reto de mantener motivado a este plantel aunque ya difícilmente pelee algo en la Liga al necesitar 23 puntos por lo menos, de los siguientes 30 por disputar. Tienen como alternativa la Copa MX donde ahí marchan con buen paso y me parece que deberían enfocar todas sus baterías en obtener el trofeo.

No creo que la Copa sustituya lo mal que andan en la Liga pero por lo menos ayudaría a recuperar la moral del grupo y a darle algo que celebrar a la gente que está desconcertada por lo que ve en la cancha.

Desde ya tienen que trabajar en conseguir un defensa central de jerarquía que venga a darle nivel a esa línea donde Nico, Montes y Basanta se están rifando en serio pero necesitan ayuda en lo que evidentemente es el punto más débil del equipo.

En el verano se dará el tiempo y las condiciones para hacer algunos cambios o ajustes en los que Mohamed y la directiva tienen que trabajar conjuntamente desde ya. ¿Podrá Mohamed darle la vuelta a esta complicada situación? Yo creo que sí aunque no le alcanzará ya para clasificar.