Antonio Nelli | La tabla del revés

¿Será que los equipos que están sorprendiendo completarán la faena?

logo

La Liga MX vuelve a sorprendernos en pleno cierre del torneo cuando vemos que equipos no contemplados originalmente para estar en la parte más alta de la clasificación hoy se adueñan de las posiciones importantes y siguen dejando debajo de los eternamente favoritos.

Cuadros como Querétaro y Necaxa han tenido paso firme a lo largo del torneo y no se ve que piensen soltar las posiciones de privilegio.

También levantan la mano Pumas y Xolos.

Publicidad

A ellos se les agregan equipos que han venido haciendo bien las cosas como León y Santos.

América recupera terreno luego de muchas dificultades y bajas que evidentemente lo han mermado, pero sigue mostrando su capacidad como plantel. Tigres, que nunca puede ser borrado de la lista de favoritos, también amenazan con cerrar fuerte la Liga.

Los que se alejan y ya entraron al cliché de jugar puras finales o de plano ni eso son equipos como Rayados, Cruz Azul, Toluca y Chivas que por diferentes motivos siempre se desearía verlos en la fiesta grande del fútbol mexicano.

Publicidad

Aquí la pregunta que me hago es ¿quiénes serán los que realmente estén preparados para mantener el paso y aspirar al título? Sabemos perfectamente que la liguilla se tiene que jugar diferente y más allá de la buena o mala fortuna que pueda tener en 180 minutos, el planteamiento de partido tiene que cambiar.

Nunca será lo mismo competir a puntos que hacerlo a goles. Parece igual, pero no lo es. La experiencia de los futbolistas juega un papel fundamental aunque un solo criterio nunca será absoluto sí puede llegar a marcar diferencias.

¿A quién ve usted hoy con la fortaleza para meterse a esos duelos de vida o muerte con el fútbol necesario, pero también con el temple para salir adelante? ¿Será que los equipos que están sorprendiendo completarán la faena? ¿O al final los experimentados marcarán la pauta?

¿Cómo sería nuestro torneo si se jugara a la europea y no hubiera liguilla? Creo que muchas cosas que hoy vemos no pasarían porque definitivamente la comodidad que da aspirar a un lugar de ocho para después entonces sí empezar a pelear por el título hace que el panorama cambie.

Viene lo mejor porque ahora los equipos que cuentan con los dedos los puntos que les faltan para calificar tendrán que dar el todo por el todo y los que finalmente entren a la liguilla no tendrán otra opción más que la de ganar.

Habrá que abrocharnos los cinturones y prepararnos para gozar de los capítulos más emocionantes de nuestra Liga. ¿Cuál es su favorito?

Publicidad