Anselmo Alonso | Las tres razones

A veces las formas no gustan, pero la realidad de un distanciamiento entre Tigres y Tuca es notable.

logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Una sorpresa para todos, corrió el rumor de la salida de Ricardo Ferretti al frente de los Tigres en el futbol mexicano. Un triunfador, un inamovible en la dirección técnica del cuadro norteño, un hombre de carácter, un amo y señor del feudo universitario, pero ¿por qué se va? ¿Por qué se rompe lo que parecía de acero? He aquí las tres razones.

Ruptura con la directiva
Alejandro Rodríguez y el Tuca hicieron una dupla triunfadora. Crearon al equipo de la década y sintieron que el equipo era suyo. Hoy llegaron otros personajes, otras figuras a la empresa. Desde luego que esto no agradó al brasileño y empezaron las diferencias. La toma de decisiones de pantalón largo se empezaron a tomar en otras oficinas, el Tuca fue desplazado y el ingeniero Rodríguez empezó a desaparecer. La ruptura fue grande y la voz del Tuca se fue apagando en esferas superiores.

Lejanía con la afición
La gente en Monterrey es muy apasionada, quiere opinar y en la actualidad sienten que su voz no se escucha. En definitiva el estilo de Ferretti no gusta y a pesar de tantos logros ya se cansaron. El público exige lo que le han dado durante una década, triunfos y títulos, pero a diferencia de antes quieren un futbol más vistoso y le han dado la espalda al entrenador. La gente ya no quiere a Ricardo al frente, eso se percibe y se siente en el día a día.

Jugadores inconformes
El Tuca es un hombre de futbol, un hombre que confía en los suyos. Siempre en todos los equipos hay jugadores inconformes porque no juegan y sienten que hay injusticias. Hoy en Tigres tienen a varios futbolistas inconformes, las oportunidades para algunos han sido escasas y la paciencia en su juego ha sido mínima. El Diente López lo ha manifestado y Leo Fernandez, aunque no ha hablado, es un jugador que se ve triste y que la falta de confianza del entrenador lo ha llevado a una suplencia reiterada. Tuca no cambia ni cambiará, seguirá confiando en sus elementos y los demás existen solo en caso de ser necesario.

La salida de Ricardo Ferreti podría confirmarse en breve. A veces las formas no gustan, pero la realidad de un distanciamiento es notable. El Tuca merece un trato especial, es un hombre que le ha dado mucho a Tigres, es más, este mismo torneo podría darle otro título.Tigres es un equipo de altura y Ferretti es y será, pase lo que pase un histórico, un guía incomparable.