Michelle Montero dice que en Cruz Azul Femenil lo tiene todo

La primera jugadora extranjera en La Máquina habló de su experiencia en Israel y los bombardeos de cada día.

EMMANUEL R. MARROQUÍN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Michelle Montero, la primer refuerzo extranjera de Cruz Azul Femenil , habló sobre su experiencia de jugar en un país bélico como lo fue Israel; además, contó a Rubén Sainz, en exclusiva para TUDN, que en el cuadro celeste tiene todo a su disposición.

Surgida del Club Sport Herediano, la delantera de 26 años de edad llega procedente del Hapoel Beer Sheva y contó que era prácticamente una rutina escuchar los bombardeos en Israel y moverse a zonas seguras frente a los conflictos.

“Al principio todo fue muy bonito, todo iba muy bien, hasta que… yo respeto la religión, pero había días que no entrenábamos, a veces cuatro días, a veces tres días. Eso me afectó mucho físicamente y no solamente eso, también estuvimos una semana y media metidas en la casa porque no podíamos salir por lo que pasó entre Gaza e Israel.

“Todos los días eran bombardeos, todos los días teníamos que ir a la zona segura, era ocho veces al día tal vez, ocho, cinco, cuatro veces al día, nos bombardeaban y teníamos que irnos a la zona segura, no podíamos salir, no podíamos hacer nada y me perjudicó mucho”, contó Michelle Montero.

La oportunidad de jugar en la Liga BBVA MX Femenil es un sueño para la jugadora tica, ya que lo hace fuera de su país, en una liga en crecimiento y donde cuenta con todo a su disposición.

“El sueño de cada una de nosotras como mujeres es vivir de esto. Creo que nosotras hemos luchado mucho por eso, allá es muy difícil, sé que acá también, pero ya sea México o Costa Rica queremos vivir de eso.

“Solamente el hecho de que sea una excelente liga hace que muchos quieran venir acá, el sueño de un futbolista hombre o mujer es jugar en el extranjero, entonces venir para acá es una puerta que no solamente económicamente es bueno para ellas”.

Ser la primera jugadora extranjera en el cuadro de La Máquina femenil genera presión y no oculta ese sentimiento, pues reconoce que sus compañeras cuentan con un un nivel futbolístico demasiado alto.

“Creo que yo me he presionado mucho y eso me ha afectado un montón y aunque hay chicas que no tienen la experiencia que yo, son muy buenas, tienen mucha calidad; me siento que ‘le pongo o le pongo’ porque siento que estoy muy debajo de ellas.

“Todo esto que está acá es tan increíble, solamente el hecho de que para mí nos den todo, porque no he tenido todo esto que me dan. Acá me dan la comida, nos dejan estar acá en la institución, nos dan gimnasio, podemos ir cuando queramos, la casa club, son muchas cosas que otras personas no ven y yo estoy demasiado feliz porque siento que me están dando absolutamente todo”, recalcó para TUDN.

Llega la cuarta futbolista extranjera a la Liga Femenil MX